Historia 


El enigmático y conspirador asesinato del general Prim.

Hace pocos días, un canal de televisión realizó de manera ficticia pero con bastantes apreciaciones reales una película sobre el asesinato del general Prim. Su enigmático asesinato es comparable con el de J.F. Kennedy en E.E.U.U . Después de mas de 140 años después de su asesinato ( 27 de diciembre de 1870) aún sigue habiendo muchas irregularidades e imprecisiones. El lugar del asesinato se realizó en Madrid, concretamente en  la calle del Turco (hoy, calle del Marqués de Cubas) sobre las 18:30-19:00 de la tarde.

1 Prim

Retrato del general Juan Prim y Prats (Reus 1814 – Madrid 1870) Obra de Luís de Madrazo y Kuntz

Sobre una de las mas enigmáticas preguntas sobre  este asesinato es, ¿por qué se llevo a cabo ?. Prim, provenía de una familia liberal catalana, ingresó rápido en el ejército para enfrentarse a los carlistas, debido a su rápida evolución y aprendizaje ocupo cargos altos militares. Su vida estuvo marcada por varios acontecimientos, entre ellos:  poner a un rey extranjero como rey español (Amadeo I de Saboya), conspiró contra Espartero, Narváez y O’Donnell, bombardeó y asedió Barcelona para aplacar la revuelta radical conocida como La Jamancia. En la guerra de Marruecos su enemigo le tuvo un gran respeto y temeridad, y sobre todo por ser el originario de la revolución de La Gloriosa, mandando al exilio a Isabel II y llevar al gobierno a los progresistas que él lideraba. Sin duda una vida de aventuras y temeridades en los que no era de extrañar su gran número de enemigos.

Otra gran pregunta es, ¿como ocurrió el asesinato? En esta pregunta se formulan varias propuesta o alternativas. Según la confirmación oficial, el general Prim salió del Congreso dirección a su casa, se montó en la diligencia junto a Práxedes Mateo Sagasta y Herrero de Tejada, pero se bajaron por tener que hacer otras cuestiones y les sustituyeron  Gonzalez Nandín y Moyá. Durante el transcurso, tras enfilar la calle el Turco, una diligencia bloqueó el paso del carruaje de Prim y seguidamente salieron ocho hombres y empezaron a dispararle sin ningún reparo bajo la frase: “Prepárate, que vas a morir”. Tras el tiroteo, el cochero reaccionó y se trasladaron a la casa de Prim. El otro motivo de cómo pudo ser fue un estrangulamiento después del tiroteo, ya que en su cuerpo embalsamado se han encontrado surcos en el cuello, pero no es una iniciativa ni conclusión al 100%, hoy en día se mantiene el tiroteo.

De todas las preguntas e interrogantes que mas nos llama la atención y sin duda la que menos información se tiene es, ¿quién ordenó el asesinato de Prim?. Sin lugar a dudas, no fue cuestión de estos ocho personajes, que solo fueron la mano ejecutora, sino más bien había un gran grupo detrás de él. Uno de sus biógrafos,  en 1872, Orellana comentó en su libro:

asesinato-prim-ladillo-XxXx80

Emboscada de la diligencia de Prim y su asesinato en la calle del Turco, (Madrid, 27-12-1870)

“Todos los partidos políticos condenaron el crimen; y, sin embargo, éste no pudo ser obra de una venganza personal ni menos un asesinato pagado. No se ejecuta una venganza recurriendo a diez, o doce, o veinte o más hombres, que fue el número de los que probablemente intervinieron en aquel acto. No hay nadie que pudiendo pagar tantos criminales pueda comprar su secreto y se exponga de ese modo a la eventualidad de un arrepentimiento o de una indiscreción. No; el asesinato de Prim fue obra de muchos, concertado en algún conciliábulo político, en alguna sociedad secreta o en algún centro de malvados enemigos de España”. 

Tras esta frase, que cada uno saque sus propias conclusiones e ideas. Sin embargo, al intentar estrechar o esclarecer un poco estos acontecimientos, podemos sacar a la luz varios nombres que están muy marcados:

El Duque de Monspensier, quien puso seguramente el dinero para acometer tal crimen. Miles de hojas por casualidad desaparecieon del sumario de investigación, debido a su linaje ya que era hijo de Luis Felipe de Orleans y de María Amalia de Borbón-Dos Sicilias, y estaba casado con la hermana de Isabel II.

En cuanto a uno de los enemigos más exaltados que tuvo fue el jerezano D. Jose Paúl y Angúlo, no tenía ningun miedo de sus acusaciones sobre Prim y de sus actos exaltados contra la monarquía. Sin lugar a dudas fue uno de los primeros sospechosos por dos cuestiones: una por fugarse rápidamente tras éste suceso y la otra que el día del asesinato le dijo a Prim: «A cada uno le llega su san Martín».

Uno de los mayores beneficiados tras la muerte del general y de los que menos colaboró y ni tuvo ningún cometido en realizarlo fue Serrano, quien asumió el cargo de primer gobierno de la monarquía de Amadeo I. Y por último el jefe de escoltas, quien algunos detenidos declararon ante la policía que se reunieron con él para llevar a cabo el asesinato.

Sin embargo, en cuanto a la larga lista de sospechosos y culpables no hay ninguno en concreto, además muchos de ellos quedaron exculpados, muertos y asesinados en la cárcel y en la calle. Sin embargo hay un grupo, en concreto los masones, quienes también estuvieron envueltos, ya que da la casualidad que el día del asesinato, el 27 de diciembre es una de las grandes fiestas de los masones, su San Juan de Invierno.

Sin lugar a duda fue uno de los acontecimiento con mas resonancia en la política y época contemporánea española .Mas de 18.000 folios y 2.000 anexos aún no han escarificado quien fue el autor de este enigmático asesinato. Durante los juicios y procesados, varios murieron y otros tantos jueces fueron apartados del juicio. Sin duda una de las mayores conspiraciones que ocurrió en España.

 

Vía | Finanzas    Agustin Celis      LibertadDigital

Más Información | Prim. El asesinato de la calle del Turco, FAENA, NACHO, Ed: Espasa Libros, 2014.

Imagen | Retrao de Prim     asesinato de Prim

RELACIONADOS