ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

El emperador Octavio Augusto y la sibila Tiburtina

En el mundo romano, al igual que en la antigua Grecia, las artes de la adivinación ocupaban un lugar preeminente. Casi podría decirse que los romanos no tomaban ninguna decisión sin haber observado previamente el vuelo de las aves (ornitomancia) o escrutado las vísceras de un animal sacrificado (hieroscopia) entre otros métodos de adivinación.

La sibila Tiburtina en un fresco en la ciudad de Tívoli, antigua Tibur

La sibila Tiburtina en un fresco en la ciudad de Tívoli, antigua Tibur (siglo XV)

En este contexto se inserta la figura de la sibila, profetisa que, inspirada por Apolo, podía vaticinar hechos del futuro. Las sibilas solían habitar en cuevas y a ellas acudían con frecuencia hombres de Estado para buscar consejo, si bien normalmente no obtenían más que respuestas ambiguas y demasiado oscuras para ser comprendidas con exactitud. Sus profecías se ponían por escrito en los denominados Libros Sibilinos. La sibila más conocida de la antigua Roma fue la sibila de Cumas o cumana, hija según la tradición de una ninfa y nacida en una cueva.

Pero, ¿cuál es la relación entre las sibilas y la religión cristiana? El cristianismo hizo uso de las sibilas como equivalente pagano de los profetas judíos; así, mientras que los profetas anunciaron al pueblo de Israel la venida de Cristo, según los autores cristianos las sibilas hicieron lo propio entre los paganos al hablar de la existencia de un solo Dios que creó el mundo y de la Pasión y Resurrección de un Mesías que estaba por venir. De este modo se estableció el número de doce sibilas, que se correspondía con los doce profetas (mayores y menores) del Antiguo Testamento y, en ocasiones, con los doce apóstoles. En el arte será habitual ver profetas y sibilas compartiendo espacio: así ocurre en la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, donde los profetas y las sibilas aparecen formando parejas.

La sibila que nos interesa en relación con Augusto es Albunea, la décima de las sibilas, procedente de Tibur (actual Tívoli), a orillas del río Anio, de ahí que se la conozca más habitualmente por el nombre de Tiburtina. El escritor cristiano Lactancio (siglos III y IV d.C.), en su obra Instituciones Divinas, recoge el rumor de que en el cauce del río Anio fue encontrada una escultura de esta sibila con un libro en la mano.

Augusto y la sibila Tiburtina. Antoine Caron (siglo XVI)

Augusto y la sibila Tiburtina. Antoine Caron (siglo XVI). La Virgen y el Niño aparecen en los cielos, en la esquina superior derecha.

Esta sibila protagonizará un episodio que tendrá gran desarrollo durante la Edad Media y el Renacimiento: según algunos textos, Albunea habría anunciado a Augusto el próximo nacimiento de un rey ante el cual se humillarían los otros reyes del mundo. Concretamente, la primera noticia que tenemos de esta leyenda se remonta al siglo VI d.C y a partir de entonces alcanzará gran difusión y comenzarán a aparecer diferentes variantes. En el siglo XIII, por ejemplo, leemos en la Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine (siglo XIII) cómo la sibila señaló a Augusto los cielos abiertos para que viera a la Virgen sosteniendo al Niño entre sus brazos. Este texto sería muy manejado en los siglos siguientes tanto en su versión original latina como en la castellana, constituyendo una fuente fundamental para los artistas de la época.

Este momento del anuncio del nacimiento de Jesús es el que tendrá fortuna en el arte, especialmente en la pintura, siendo representados Augusto, la sibila y, casi siempre, el niño Jesús solo o con la Virgen en el cielo, a modo de aparición milagrosa.

Más información| Sebastián, S.: Arte y Humanismo. Madrid: Cátedra, 1981; El enigma de la sibila

Imagen| Sibila Tirburtina; Augusto y la sibila Tiburtina

En QAH| Especial en QAH

Escrito por el ago 23 2014. Archivado bajo Especial Augusto, Patrimonio.





CONOCE AL REDACTOR

Alegra García

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid.

Máster en Estudios Avanzados en Arte Español por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Formación del Profesorado por la UNED.

Twitter: @AlegraGarciaGar

Redactora en la sección Patrimonio de http://queaprendemoshoy.com/

Mi blog: http://elbarguenodeladama.blogspot.com.es/ Ver perfil completo

dontknow

Acceder |