Cultura y Sociedad, Historia 


El ejército fantasma de Patton

Las guerras no solo se ganan en el campo de batalla. Una buena operación de desinformación sobre nuestras verdaderas intenciones se ha mostrado a lo largo de la Historia sumamente efectiva como parte fundamental de las mejores estrategias.

mapa garbo2Esto es lo que pensaron los aliados durante la planificación del desembarco de Normandía, cuando pusieron en marcha la “Operación Fortitude” (Fortaleza).

La Operación Fortitude tenía varias facetas. Fortitude Norte, con formaciones falsas en Escocia creadas a partir de un 4.º Ejército Británico, que fingía estar preparando un ataque contra Noruega para mantener en este país a las divisiones alemanas destacadas en él, y Fortitude Sur, que tenía por objetivo hacer creer al enemigo que cualquier desembarco en Normandía era una medida de diversión a gran escala para atraer a las reservas alemanas y alejarlas del paso de Calais.

Esta última exigía la creación de un “Ejército Fantasma” formado por expertos en efectos especiales, actores, operadores de radio, con la finalidad de hacer creer a los nazis en el fabuloso engaño que se preparaba.

 Pero había que poner en marcha el engaño, probablemente el mayor hasta la fecha, y la única manera de llegar al éxito consistía en darle los mayores visos de credibilidad posible. El alocado plan se puso en marcha.

Para ello, se formó oficialmente el ejército fantasma, el cual recibió el imponente nombre de Primer Grupo del Ejército Estadounidense (FUSAG). Incluso se crearon las insignias para la ocasión.

Tanque de pega

Tanque de pega

En la operación participó Douglas Fairbanks Jr., quien, además de tener una notable carrera cinematográfica, era un extraordinario estratega militar, llegando a Capitán de la Armada Estadounidense y condecorado por su contribución durante la IIGM como asesor en operaciones de este tipo.

Para mantener el engaño, se recurrió a todo tipo de estratagemas como campamentos de cartón piedra, blindados hinchables, aviones y artillería de madera…Se llegaron a simular mediante magnetófonos los sonidos y a reproducir en el suelo las rodadas de los blindados. Un grupo de operadores de radio se encargó de mantener un inusual tráfico de radio con todo tipo de órdenes y mensajes para simular una frenética actividad de las unidades.

General George Patton

General George Patton

Pero sin duda la guinda de la operación fue el nombramiento como comandante al frente del FUSAG del polémico y temido por los alemanes George Patton. Este a su vez puso su granito de arena con una elaborada artimaña con oficiales alemanes capturados durante su campaña africana, de manera que al ser repatriados mediante un intercambio informasen a sus mandos de la veracidad del FUSAG y sus cometidos.

La operación Fortitude se concibió como parte integrante de la Operación Bodyguard (Operation Bodyguard), y consistía en una estrategia general con múltiples operaciones para engañar a los alemanes en cuanto a la fecha exacta y la ubicación de la invasión de Europa. La planificación se inició en 1943 bajo los auspicios de una organización llamada London Controlling Section (LCS).

La clave del éxito sin duda fue el secreto, pero también la acertada manipulación de la información.

En colaboración con QAH| Rumbo a la Historia

Vía | EL DIA D: LA BATALLA DE NORMANDIA, ANTONY BEEVOR, CRITICA, 2010, ISBN 9788498921342

Imagen| cambiacartas, resolviendo la incógnita, OURECHOES’S BLOG

 

RELACIONADOS