Tecnología y Social Media 


El dúo dropshipping-ecommerce se afianza como método de venta online

El comercio electrónico obtiene cada vez mejores resultados. Esta forma de vender no ofrece más que ventajas para vendedores y compradores. Los primeros ven en este una forma de negocio más fácil y económica de poner en pie que una tienda tradicional. Por su parte, los compradores pueden hacerse con gran cantidad de productos sin tan siquiera moverse de casa.

Dropshipping

Dentro del comercio electrónico, una tendencia que ya lleva un tiempo en el mercado, pero que actualmente se encuentra en un gran momento, es el dropshipping. Se trata de vender los productos sin tenerlos en stock, gracias a la intervención de una empresa mayorista, que es quien los tiene en su almacén. Dicha empresa recibe el pedido por parte del comercio electrónico, y lo envía al comprador en nombre de este.

Todo son ventajas para quien apuesta por el dropshipping

Son muchas las ventajas de hacer dropshipping. En primer lugar, no es necesario comprar previamente los productos que se desean vender. Esto repercute en un interesante ahorro a nivel económico, al no ser necesario contar con un local para almacenar stock. Por otro lado, la empresa nunca se quedará con productos sin vender.

Pero además, el vendedor obtiene unas ganancias en neto, ya que es el intermediario quien pone a la venta los productos del mayorista. Por otro lado, este no tiene que preocuparse de hacer un análisis de mercado, ni tiene que tener una logística propia de envío, ya que esto también es cosa del mayorista.

Poner un negocio dropshipping es una opción realmente sencilla

A la hora de fundar una tienda dropshipping tan solo hay que hacerse con un dominio adecuado, y con proveedores que garanticen un buen proceso. Para dar a conocer un negocio dropshipping, como cualquier otro tipo de comercio electrónico, es necesario diseñar una eficaz estrategia de marketing digital. Las redes sociales son el mejor aliado para dar a conocer estas tiendas.

Además, la experiencia demuestra que este método de venta realmente es una buena opción para conseguir ingresos a través de una tienda online o una página web. Se trata de una forma de comercio con la que no hay que invertir cantidad alguna, más que lo propio para montar un negocio online.

¿Cuáles son tus funciones este tipo de negocio?

A la hora de montar un negocio dropshipping, el comerciante tiene la gran ventaja de poder centrarse casi exclusivamente en aquellas cuestiones relacionadas con la propia expansión del negocio.

Lo principal de lo que tiene que ocuparse es de atraer tráfico a su sitio, que generará posteriormente las correspondientes conversiones. Para ello es necesario, en primer lugar, conseguir un óptimo diseño y proceso de compra. El sitio web debe ofrecer al cliente una experiencia lo más satisfactoria posible. Los usuarios tienen gran cantidad de opciones a su disposición, y no perderán el tiempo en una página que no funcione adecuadamente.
También es tarea del vendedor ofrecer incentivos al público a la hora de comprar. Esto se traduce sobre todo en descuentos, promociones y otras ventajas que animen a los usuarios a decidirse por hacer la compra. Finalmente, es muy importante no solo conseguir nuevos clientes, sino fidelizar a aquellos con los que ya se cuenta, sobre todo a través de un buen servicio posterior a la venta.

* En QAH | ¿Qúe es Dropshipping?, ¿Cómo hacer dropshipping?

* Más info | Wikipedia: Drop shipment

RELACIONADOS