Cultura y Sociedad 


El Director de Digitalización y la transformación empresarial

Valorar más el ámbito y la esencia digital, como estrategia de trabajo, y considerar las diferentes herramientas y dispositivos tecnológicos, como medios con los que alcanzar nuestros objetivos, son los primeros pasos para lograr una verdadera sostenibilidad y desarrollo en las organizaciones. De hecho, ya no basta con que las empresas tengan una web más o menos presentable y algunos perfiles abiertos en los principales medios sociales, sino que deben configurar un proyecto digital sólido y real de transformación corporativa.

Digitalización Empresarial

Digitalización Empresarial

Para conseguirlo, resulta indispensable la creación de un puesto dirigente y de responsabilidad que coordine dicha transformación; cargo que debe ocupar el llamado Director de Digitalización o también conocido en inglés como Chief Digital Officer (CDO).

Juan Polo, fundador y director de la agencia consultora Territorio Creativo, especializada en transformación digital, define al CDO como “un gurú en todo lo referente al cambio y la tecnología”. Alguien capaz de mostrar una visión del futuro más inmediato y ayudar a las organizaciones a recorrer el camino hacia él. Es decir, “un visionario con poder de decisión, que además diseña nuevas estructuras y plantea  nuevos objetivos en el seno de la empresa”.

Su principal función es, ante todo, la de llevar a cabo con acierto una transición de la empresa, desde su situación actual y tradicional, a un estado digital en cuanto a modelo, filosofía empresarial, procesos y flujos, con la meta de adaptarla a la nueva economía y realidad del consumidor. Así pues, no es de extrañar que el papel del CDO se esté volviendo cada vez más común y esencial para muchas organizaciones importantes.

Gráfico de la evolución de la incorporación del CDO en las empresas. F. Deloitte Digital Informe

Gráfico de la evolución de la incorporación del CDO en las empresas. F. Deloitte Digital Informe.

Hoy en día, lo relacionado con lo digital, desde la banca personal, comercial y las funciones en el lugar de trabajo o las transacciones comerciales y la tecnología están transformando profundamente la forma de vivir y hacer negocios. Por ello,  la estrategia digital afecta y tiene gran impacto en prácticamente todas las áreas de una empresa.

Frente a esta circunstancia, el papel del CDO tiene la necesidad de extenderse y  complementar las funciones de todos los demás responsables de la alta dirección, unificando la actividad dentro de la organización.

  • El CDO y el  Director General (CEO) es fundamental que trabajen sin descanso para obtener una relación de mutua confianza, para conducir a la organización a la cima de su sector.
  • Junto al Director de Marketing (CMO), el Director de Digitalización puede soportar el paso de la comercialización y marketing tradicional a un modelo basado en el compromiso y la participación a través de Internet, las redes sociales y los dispositivos móviles.
  • Puede apoyar a la Dirección Estratégica de la organización mediante la creación de técnicas con las que acceder a nuevos mercados, impulsar oportunidades y redirigir el rumbo de la empresa. El CDO puede permitir mayor eficiencia operativa dentro de la organización, digitalizando, por ejemplo, las operaciones internas.
  • Con el Gerente de Sistemas (CIO) el CDO debe de conseguir una continua adaptación tecnológica de la empresa mediante nuevas habilidades, productos y técnicas.
  • Finalmente, mediante una labor conjunta con el Director de Finanzas, podría habilitar el ahorro de dinero, la entrada de nuevos ingresos e incluso, elevar los márgenes brutos.

No obstante, la verdadera prueba de notoriedad de un CDO en la organización llegará cuando el papel actual que desempeña se vuelva innecesario. Sin embargo, la gran mayoría de las organizaciones todavía no están en ese punto. Es más, la firma de análisis Gartner estima que aunque el 90% de las grandes empresas tendrán un CDO en su organigrama de cara a 2019, apenas el 50% de los CDO tendrán éxito a finales de ese mismo año. Por ello, y aunque la transformación parece inminente, aún habrá que esperar para empezar a palpar el trabajo de estos “digitalizadores”, que todavía tienen que ganarse la confianza de las empresas para que sus intenciones se conviertan en realidades de éxito.

Vía| Deloitte Digital, ticbeat, eduskopia

Más información| Deloitte Digital Informe, JuanLuisPolo, Juanmerodio

Imágenes|Kiwination.

 

 

RELACIONADOS