Economía y Empresa, Jurídico 


¿Cuál es el dilema de la baja tributación?

En los últimos días ha sido muy comentado el rechazo del gobierno a revisar la aportación fiscal que realiza la SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable), tras una petición de UPyD. Esta cuestión no es algo nuevo, ya que durante varios años se ha planteado la razón de la diferenciación fiscal que posee esta sociedad respecto al resto.

Lo cierto es que la SICAV tributa un 1% de sus beneficios, un porcentaje menor si se compara con el que realizan las medianas o grandes empresas. La razón que mantiene el gobierno para permitir esta baja tributación es que si se modificara, muchas de las 3.056 sociedades que operan dentro de esta institución emigrarían a Europa en busca de una fiscalidad más suave, lo que produciría una pérdida de sus inversiones en España.

El dilema de la baja tributación

El dilema de la baja tributación

Es una cuestión complicada y difícil de solucionar. Se calcula que la SICAV gestiona un patrimonio total de más de 23.000 millones de euros, que se ha incrementado un 2%, según cifras del pasado mes de septiembre. En teoría este capital está repartido entre 400.000 personas pero, desde algunos organismos, se ha cuestionado mucho esta cifra. Algunas de estas sociedades podrían estar en manos de un solo accionista, por lo que se reduciría en gran medida la lista real de las personas que se benefician de la SICAV.

Las Sociedades de Inversión de Capital Variable son un vehículo para muchos empresarios, ya que permiten realizar inversiones en otras empresas (Morinvest, es parte de esta institución y está gestionada por BBVA).  Grandes fortunas operan a través de la SICAV , de tal forma que pueden adquirir la participación en otra empresa con esta operación. Todo ello permite una reducción de impuestos, ya que las grandes empresas pasan de pagar un 30% de sus beneficios al 1%. Si bien todo esto es cierto, también lo es que sus partícipes individuales tributan al vender sus participaciones al tipo que marca el IRPF.

El dilema de la baja tributación

El dilema de la baja tributación

Es una cuestión polémica y controvertida. Estas sociedades generan un gran volumen de activos y, como ha mencionado el gobierno, si se cambiara su imposición fiscal se correría un gran riesgo a una masiva “deslocalización”. Muchas de estas empresas podrían mover sus inversiones hacia países de la Unión Europea con una fiscalidad más permisiva.

Por otro lado, para muchas personas sigue siendo una recaudación injusta ya que, como se ha mencionado, muchas empresas utilizan la SICAV como mecanismo legal para reducir sus impuestos. Seguramente se producirán nuevos episodios de este tema, aunque no parece que vaya a ser modificado a corto plazo.

Vía| El País

Más información| Nueva Tribuna

Imagen| Impuestos, Tributos

En QAH| ¿Qué es una SICAV?

RELACIONADOS