Historia 


El Descubrimiento del Nuevo Mundo (II)

 

En la anterior entrada nos quedamos con un breve resumen de la vida de Cristóbal Colón antes de su viaje a América. Reanudando la narración desde el punto en el que lo dejamos, es muy importante hablar sobre el último gran acontecimiento que ocurre con anterioridad a la partida hacia el Nuevo Mundo: las Capitulaciones de Santa Fe. En la negociación de este punto fundamental, Colón va a solicitar dos tipos de prebendas: compensaciones económicas proporcionales a los rendimientos de su empresa y compensaciones que sólo podía pedir a una monarquía, caso de títulos nobiliarios como almirante, virrey y gobernador perpetuo. Estas peticiones, tras arduas negociaciones, se plasmaron en el documento conocido como capitulaciones de Santa Fe. Los puntos más destacados son que se le nombra almirante de lo que descubra, virrey y gobernador; y en lo económico se le concede la décima parte del negocio que se realice, así como poder intervenir como juez en los pleitos comerciales que surjan.

En torno al 23 de junio parece que se produjeron acontecimientos importantes para el desarrollo del primer viaje al Nuevo Mundo. Es en este momento cuando entra en escena Martín Alonso Pinzón. Es difícil saber quién fue el responsable de que la preparación de la expedición de pusiese en marcha, si Peñalosa, representante real despachado para ayudar a Colón, Martín Alonso Pinzón, o ambos.

Durante el verano de 1492 el proyecto colombino veía la luz, y tres navíos, dos carabelas, la Pinta y la Niña, y una nao (la Santa María) zarparon del puerto de Palos. Esta flotilla llevaba como capitanes a Colón en la Santa María, Martín Alonso Pinzón en la Pinta y a Vicente Yáñez en la Niña. Partieron del puerto de Palos, pero por ciertos problemas en una de las embarcaciones tuvieron que arribar en Canarias el 9 de agosto. En estas islas permanecerá la flotilla un mes, en el que Colón trabajó aparejando las naves y se hospedó como invitado de Doña Beatriz. Solventados los problemas, el 9 de septiembre partieron rumbo Oeste, hacia lo más profundo del Océano Atlántico, en busca de una ruta directa hacia la tierra de las especias (las Indias Orientales), pero como todos sabéis, nunca legó a dichas tierras.

El 10 de septiembre, Colón había perdido la vista de tierra y le esperaban 32 días de una travesía bonancible, pues soplaban vientos Alisios del Este. Los problemas vinieron precisamente de esta persistencia de los vientos y de prolongarse la navegación mucho más de lo convenido. La tensión de la tripulación llegó a un punto que se registraron tres intentos de motín, que fueron aplacados por los hermanos Pinzón. El día 8 de octubre, la tensión sobre Colón se acentuó hasta el punto que cambiaron el rumbo de Oeste a Suroeste, siguiendo los consejos de Pinzón, lo que llevó a la flotilla a ver tierra la noche del 11 al 12 de octubre.

La flotilla del descubrimiento

La flotilla del Descubrimiento

La carabela Pinta navegaba delante, y en ella iba como capitán Martín Alonso Pinzón, cuando el 12 de octubre de 1492, uno de sus hombres, Juan Rodríguez Bermejo, gritó tierra, localizándola a dos leguas. Tras esto se puso la flota al pairo, esperando al amanecer para desembarcar.

A partir del momento del descubrimiento, Colón pasa a ser Almirante de la tierra recién descubierta, según lo firmado con los Reyes Católicos en las Capitulaciones de Santa Fe. Además, con la llegada a tierra firme se inicia el itinerario descubridor por el mar de las Antillas.

En el periodo descubridor debemos distinguir dos etapas. La primera del 12 de octubre a 22 de noviembre, en que Colón actúa como almirante y dirige el reconocimiento de las islas de Guanahaní, Concepción, Fernandina, la Isabela, Islas de Arena y Cuba; y la segunda en la que la flota se separa, descubriendo Colón por un lado y Martín Alonso Pinzón por otro. En la segunda etapa cabe destacar el viaje de Pinzón en el que descubrió Jamaica, y rodeando la isla de la Española se reencontró con el marinero genovés el 6 de enero de 1493 en el norte de la isla.

Paralelamente al viaje de Pinzón, Colón descubrió la isla Española, donde tomó contacto con los nativos de la misma: los indios tahinos. Sobre el encuentro de Crsitóbal Colón con los naturales de estas nuevas tierras se puede hablar largo y tendido, pero no es este el objetivo del presente artículo, por lo que se incluyen en la bibliografía obras relacionadas que pueden ser muy útiles para todos aquellos que estén interesados en el tema.

Tras el descubrimiento de la Española, como ya hemos mencionado, Colón se unió con Martín Alonso Pinzón, y el 17 de enero de 1493 emprendieron la vuelta hacia la Península Ibérica. Dejaban en la isla un grupo de 39 españoles al mando de Diego de Arana.

Una vez en Castilla, reclamado por los monarcas, Colón se dirigió a Barcelona a rendir cuentas del viaje. Allí, el almirante presentó la información oficial en un escrito plasmado en el diario de viaje, que él entrego a los reyes, los cuales pronto realizaron una copia del mismo. La información aportada por Colón sobre la localización de los territorios encontrados fue muy confusa, por lo que no se pudo localizar lo descubierto con precisión. Esto trajo consigo varios problemas con la corona portuguesa, la cual reclamaba estas tierras como propias aludiendo al Tratado de Alcáçobas. En realidad, no les faltaba razón.

Ante la presión de los monarcas, Colón propuso el trazado de una línea de Polo a Polo, que pasase por Azores y Cabo Verde, de forma que la zona que quedara al oeste fuera para Castilla, pues allí estaba su descubrimiento, y la parte este para la corona portuguesa.

Tras todo esto, los Reyes Católicos piden al santo pontífice, Alejandro VI, que incluya en la bula ésta línea entre los dos polos. De este modo, en la famosa bula Inter Caetera II, publicada el 4 de mayo de 1493, podemos ver cumplidas las exigencias de los monarcas castellanos, aunque con una variante introducida por el Papa: se trasladó la línea a Cabo Verde y Azores, y de este modo los territorios (posteriormente descubiertos) de Brasil pasaron a estar dentro de la corona de Portugal.

 

Vía| (coord) BOSCO AMORES, J., Historia de América, 2006, VARELA, C., Cristobal Colón: Retrato de un hombre, Madrid, 1992, DE ZABALLA BEASCOECHEA, A., Colón: descubrimiento y sus viajes, 2013

Imagen| La flotilla del Descubrimiento

En QAH|  El descubrimiento del Nuevo Mundo (I), Cristóbal Colón, curiosidades sobre el almirante, Colón antes del descubrimiento; ¿Dónde apareció por primera vez el nombre de América?

RELACIONADOS