Actualidad Jurídica, Derecho Civil, Derecho de la Unión Europea 


El Derecho al Olvido, nueva jurisprudencia

En los meses de marzo y abril conocimos dos sentencias contradictorias en relación con el “derecho al olvido” y Google Spain, S.L. En la primera de ellas, dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal de Supremo el 14 de marzo de 2016 (STS 574/2016), el Alto Tribunal estableció la obligación de los usuarios españoles que quisiesen ejercer su derecho a eliminar sus datos personales, la necesidad de dirigirse contra Google Inc. (la matriz americana). En la segunda, de fecha 5 de abril de 2016, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo (STS 210/2016), ha condenado en sentido contrario a Google Spain, S.L. por no retirar de su buscador los datos personales del demandante ya que tiene la consideración de responsable en España del tratamiento de datos realizado por el buscador Google.

El día 27 de abril de 2016 se publicó el nuevo Reglamento General Europeo de Protección de

#actualidadQAH

#actualidadQAH

Datos que establece un nuevo marco jurídico directamente aplicable en todos los Estados Miembros sin necesidad de trasposición y cuyo objetivo es establecer un nivel uniforme y elevado de protección de los datos personales de las personas físicas y eliminar los obstáculos a la circulación de datos personales dentro de la Unión, reforzándose los derechos de los interesados y las obligaciones de aquellos que tratan o determinan el tratamiento de los datos de carácter personal. Asimismo, el propio Reglamento recoge de forma específica el derecho de supresión o “derecho al olvido” y los casos específicos en qué podrá ejercitarse (artículo 16).

A pesar de que el Reglamento General Europeo entrará en vigor el 25 de mayo de 2018, ya ha tenido sus efectos sobre el “derecho al olvido” y Google, como se ha visto reflejado en las sentencias dictadas por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo (STS 1381/2016 y STS 1387/2016) de 13 de junio de 2016.

En dichas sentencias, en primer lugar, la Sala reitera su jurisprudencia sobre la responsabilidad de la matriz americana de Google (Google Inc.) en la eliminación y rectificación de los datos personales de los usuarios españoles de Google Spain, S.L., no teniendo ésta última ninguna responsabilidad al no determinar la forma de tratamiento de los datos. Como consecuencia de esto, toda reclamación debe dirigirse contra Google Inc. para hacer efectivo el famoso “derecho al olvido”. Pero, además, según el artículo 36 del nuevo Reglamento, Google Spain, S.L. tampoco podrá ser considerado corresponsable en particular en cuanto al ejercicio de los derechos del interesado ya que no determina conjuntamente con Google Inc. los objetivos y los medios del tratamiento ni tiene ninguna participación en la gestión del motor de búsqueda.

#actualidadQAH

#actualidadQAH

En segundo lugar, ambas sentencias recogen el procedimiento que ha de seguirse para ejercitar el derecho de supresión por los particulares conforme a lo establecido en el Real Decreto 1720/2007, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley de protección de datos de carácter personal. Así, en primer lugar, deberá dirigirse la reclamación o comunicación al responsable del tratamiento (en este caso, Google Inc.), a través de un medio sencillo y gratuito a disposición de los usuarios, y debiendo responder en un plazo de 10 días. Ante dicha respuesta y si no suprime los datos, el interesado podrá, en su caso, formular una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. La AEPD tiene un plazo de 6 meses para responder, pudiendo asimismo el interesado interponer el correspondiente recurso contencioso-administrativo si su pretensión fuese denegada, procedimiento que se impulsará de oficio hasta su terminación por cualquiera de las formas que el derecho reconoce.

Aunque en un principio el “derecho al olvido” fue visto como algo novedoso se ha ido configurando tanto a través de la jurisprudencia como ahora, por el Reglamento de la Unión Europea para la protección de datos personales, estableciendo así un procedimiento sencillo para que los particulares se vean protegidos pudiendo ejercitar su derecho de supresión y proteger así su ámbito privado y personal.

Vía| STS 1381/2016 , STS 1387/2016
Más información| Reglamento General de Protección de Datos , STS 210/2016 , STS 574/2016 , RD 1720/2007
Imagen| Borrar , Goma
En QAH| El derecho al olvido en España: primera sentencia del TS , Derecho al olvido: nuevo Reglamento europeo , ¿Tenemos derecho al olvido en la red? , Derecho al olvido: claves de la reciente sentencia del TJUE

RELACIONADOS