Jurídico 


El denominado exit-tax en el IRPF 2014

El art. 95 de la Ley de IRPF  regula las ganancias patrimoniales por cambio de residencia. Es un régimen que somete a tributación por IRPF las plusvalías latentes procedentes de acciones y participaciones poseídas por personas físicas que trasladen su residencia fiscal fuera de España, es decir, el contribuyente que cambia su residencia fuera de nuestro país, deberá tributar por la ganancia patrimonial generada como si hubiera vendido las acciones o participaciones, aunque las mantenga.

Dicha plusvalía latente es la diferencia entre el valor de adquisición y el valor que tengan los valores cuando salgan de España, aunque no hayan sido vendidos, cantidad que será declarada como base imponible del ahorro (tipo de gravamen de hasta el 24% en 2015 y 23% en 2016).

Para resultar aplicable esta medida, es necesario que el valor de mercado de las acciones o participaciones exceda de cuatro millones de euros, o que exceda de un millón y sea una participación superior al 25% de la sociedad.

Se exige que el traslado de residencia habitual fuera de España se produzca tras haber vivido en nuestro país al menos 10 de los últimos 15 años, es decir, se excluye de este régimen a personas que hayan traslado su residencia a España de forma temporal.

En las ganancias patrimoniales por cambio de residencia se gravan plusvalías latentes

En las ganancias patrimoniales por cambio de residencia se gravan plusvalías latentes

– Cuando el cambio de residencia se produzca temporalmente por motivos laborales (y el destino no sea paraíso fiscal) o siendo por otro motivo sea a un país o territorio que tenga suscrito con España un Convenio que contengan cláusula de intercambio de información, se permite el aplazamiento de la deuda por un periodo de 5 años (debiendo abonar intereses de demora y presentar garantías), prorrogable por otros 5 años, es decir, los trabajadores trasladados únicamente tendrán que pagarlo si permanecen más de 10 años fuera.

Si transcurridos los 5 años, el contribuyente regresa a España y no ha vendido las acciones, la deuda aplazada quedará extinguida y, en caso de haberse pagado, tendrá derecho a su devolución.

– Cuando el cambio de residencia sea a otro Estado miembro de la UE, o del Espacio Económico Europeo con el que exista un efectivo intercambio de información tributaria se permite optar porque la ganancia solo se autoliquide cuando en los 10 años siguientes al traslado: se transmitan inter vivos las acciones o participaciones, o cuando se pierda la condición de residente de un Estado de la UE o del Espacio Económico Europeo, o cuando se incumplan ciertas obligaciones de información.

Si el obligado tributario adquiriese nuevamente la condición de contribuyente sin que se hubiera producido ninguna de las circunstancias que generan la obligación de autoliquidar la ganancia patrimonial, este régimen quedaría sin efecto.

Se trata de una medida prevista para combatir el fraude fiscal, ya existen en otros países figuras tributarias similares e incluso con mayor ámbito objetivo. Ello no impide que haya sido duramente criticado por vulnerar el derecho comunitario; porque restringe la libertad de movimiento y establecimiento dentro de la UE; por tener carácter confiscatorio, por amenazar la competitividad de las empresas y su internacionalización; etc.

 

Vía| Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio

Imagen| bola del mundo

 

 

 

RELACIONADOS