Jurídico 


El delito de terrorismo tras la reforma del CP

 

“ Un fanático es aquel que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”

 ( W.Churchill)

La palabra terrorismo proviene paradójicamente del francés “terrorisme” (bajo el terror),y se cree que el origen de su difusión tuvo lugar tras la Revolución Francesa. Hoy el término se asocia al uso indiscriminado de fuerza, violencia o amenaza contra las personas o cosas, generalmente con algún propósito político o religioso.

Con los atentados de París todavía recientes y a menos de un mes desde la catástrofe, el término y sus connotaciones peyorativas resuenan más que nunca. Pero la cuestión nos suscita un mar de dudas: ¿qué entendemos por terrorismo a efectos legales? ¿ cómo se encuentra regulado el delito de terrorismo en nuestro ordenamiento jurídico? ¿ cuáles han sido las modificaciones más relevantes en este tipo penal tras la reforma del Código Penal operada por la LO 2/2015? Trataremos de resolver tales cuestiones de manera muy sucinta.

Vaya por delante, que tras la nueva reforma del CP, y tal como reza  la Exposición de Motivos, el legislador ha incorporado nuevas formas de agresión consistentes en nuevos instrumentos de captación, adiestramiento o adoctrinamiento en el odio, tratando de erradicar o mitigar este tipo de conductas violentas, extremistas y objeto de repulsa .

La materia se encuentra regulada sistemáticamente en el Libro II del CP ( Capítulo VII, Título XXII , art. 571 a 580, bajo la rúbrica “ de las organizaciones y grupos terroristas y de los delitos de terrorismo”)

Se considerará delito de terrorismo la “comisión de cualquier delito grave contra la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral, la libertad e indemnidad sexuales, el patrimonio, los recursos naturales o el medio ambiente, la salud pública, de riesgo catastrófico, incendio, contra la Corona, de atentado y tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones o explosivos, previstos en el presente Código, y el apoderamiento de aeronaves, buques u otros medios de transporte colectivo o de mercancías, cuando se llevaran a cabo con cualquiera de las siguientes finalidades: 1.ª Subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo. 2.ª Alterar gravemente la paz pública. 3.ª Desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional. 4.ª Provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella.” ( artículo 573.1 del CP). Esta nueva definición, está inspirada en la Decisión Marco 2002/475 del Consejo de UE, DE 13 de Junio e 2002, sobre la lucha contra el terrorismo, que fue modificada por la Decisión Marco de 28 de Noviembre de 20008 ( DM 2008/919).

 Tendrán la consideración de organizaciones o grupos terroristas : “ aquellas agrupaciones que, reuniendo las características citadas en el apartado segundo del artículo 570 bis ( esto es, agrupación formada por más de dos personas con carácter estable o por tiempo indefinido, que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos) y el párrafo segundo del apartado 1 del artículo 570 ter ( esto es,el grupo criminal entendido como la unión de dos personas que, sin reunir alguna o algunas de las características de la organización criminal definida en el artículo anterior, tenga por finalidad o por objeto la perpetración concertada de delitos) tengan por finalidad o por objeto la comisión de alguno de los delitos tipificados en la sección siguiente.”.Es decir, aquellos que promueven, constituyen, organizan o dirigen estos grupos o a quienes se integran en ellos, participando activamente en la organización del grupo o forman parte de ellos.

Debemos señalar, antes de entrar en otros tipos penales, que los hechos tipificados en este capítulo, serán perseguibles en España siempre que el culpable sea español, resida habitualmente en territorio español o se encuentre en España, con independencia de que sean o no punibles en el lugar de su ejecución. Cuestión ésta muy importante a la que se refiere el artículo 580 del CP, señalando además que en todos los delitos de terrorismo, la condena de un juez o tribunal extranjero será equiparada a las sentencias de los jueces o tribunales españoles, a los efectos de aplicación de la agravante de reincidencia.

 22607806219_177f58bc34_b

Se pena  el depósito de armas o municiones, y los que desarrollen armas químicas o biológicas con esta finalidad terrorista, tipificando todas aquellas conductas relacionadas con el depósito de armas y explosivos, su fabricación, tráfico, suministro, colocación o empleo de las mismas.  ( artículo 573 del CP).

Se tipifica además, como ya adelantábamos, el adoctrinamiento y el adiestramiento militar o de combate, o en el manejo de toda clase de armas y explosivos, incluyendo expresamente el adoctrinamiento y adiestramiento pasivo. Hace el legislador, especial mención a aquel adoctrinamiento realizado a través de Internet o de servicios de comunicación accesibles al público, que exige la nota de habitualidad y la necesidad de estar dirigido a incorporarse a una organización terrorista, colaborar con ella o perseguir sus fines como elemento finalista. ( artículo 575 del CP).

Castiga el CP además, aquellas conductas relacionadas con la financiación del terrorismo, estableciendo que será castigado “ el que , por cualquier medio, directa o indirectamente, recabe, adquiera, posea, utilice, convierta , transmita o realice cualquier otra actividad con bienes o valores de cualquier clase con la intención de que se utilicen, o a sabiendas de que serán utilizados, en todo o en parte, para cometer cualquiera de los delitos cometidos en este Capítulo”. ( artículo 576 del CP).

Sanciona el legislador también las llamadas formas de colaboración con organizaciones , grupos, o elementos terroristas. Quedan incluidas dentro de estas conductas las actividades de captación, adoctrinamiento o adiestramiento, que estén dirigidas o resulten idóneas para incitar a incorporarse a una organización o grupo terrorista, o para cometer cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo. Añade además, las conductas que faciliten  el adiestramiento o instrucción sobre la fabricación  o uso de explosivos, armas de fuego, y otras armas o sustancias nocivas o peligrosas , o sobre métodos o técnicas especialmente adecuados para la comisión de tales delitos. ( artículo 577 CP). Por tanto se da cobertura a tales actuaciones de captación y reclutamiento para fines terroristas, agravándose la pena para determinados colectivos más vulnerables e indefensos como menores y personas necesitadas de especial protección.

Continúa el legislador castigando los actos de enaltecimiento o justificación públicos de terrorismo, mediante la difusión de servicios o contenidos accesibles al público a través de medios de comunicación, Internet o por medios de servicios de comunicaciones electrónicas o mediante el uso de tecnologías de la información. ( artículo 578 del CP).

Se sanciona además, los actos de descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas, así como la difusión de mensajes o consignas para incitar a otros a la comisión de delitos de terrorismo.

Por último señalar, que el artículo 579 bis del CP, incorpora las penas de inhabilitación absoluta, e inhabilitación especial para la profesión u oficio educativos, cuando sean responsables de los delitos cometidos en este capítulo.

Sin duda alguna, el legislador al abordar de manera detallada y exhaustiva el tipo penal estaba pensando en combatir el peligro del terrorismo yihadista, contemplando e incorporando nuevas formas de agresión y de captación, adiestramiento y adoctrinamiento con tales fines  , regulando de manera muy completa tan controvertida y sensible cuestión.

Vía: Código Penal artícuos 571 y ss

Más información: Decisión Marco de 13 de junio de 2002

Imagen: imagen destacada, versión de “la libertad guiando al pueblo” de Delacroix.

RELACIONADOS