Jurídico 


El Defensor del Pueblo Europeo

Continuando la línea marcada por mis compañeros en este especial #europeasQAH, hoy toca hablar del Defensor del Pueblo Europeo. Se trata de una figura similar a la que tenemos en España pero creada en garantía de los derechos de los ciudadanos, ONG, asociaciones y empresas en caso de una mala administración por parte de las instituciones europeas.

¿Qué hace el Defensor del Pueblo Europeo?

Este órgano independiente e imparcial tiene como misión vigilar el funcionamiento de la administración de la Unión Europea. Se encarga de investigar las reclamaciones de mala administración relativas a instituciones, órganos y organismos de la Unión. El único órgano que queda fuera del ámbito de actuación del Defensor del Pueblo es el Tribunal de Justicia de la UE, siempre que actúe en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales.

Se podrá determinar que existe una mala administración cuando una institución no respete los derechos fundamentales, las normas o principios jurídicos de la UE, así como los principios de una buena administración.

Aquí podemos incluir tanto las irregularidades administrativas, como el trato injusto, la discriminación, el abuso de poder, la falta de respuesta, la negativa a informar o los retrasos injustificados atribuibles a la administración.

¿Qué no hace el Defensor del Pueblo Europeo?

No entra dentro de las competencias del Defensor del Pueblo la de investigar sobre los siguientes asuntos:

– Las reclamaciones dirigidas contra las autoridades nacionales, regionales o locales de los Estados miembros de la UE.

– Las actividades de los Tribunales o Defensores del Pueblo nacionales.

– Las reclamaciones contra empresas privadas o particulares.

¿Quién puede presentar una reclamación ante el Defensor del Pueblo Europeo?

Pueden presentar reclamaciones todos los ciudadanos o residentes de la Unión Europea, así como las empresas, asociaciones u otras entidades con sede en la Unión. Para ejercer este derecho, no es necesario que la mala administración les haya afectado personalmente.

Es importante tener en cuenta que sólo tendrán cabida aquí las reclamaciones dirigidas contra la administración de la UE y no las relacionadas con las administraciones nacionales, regionales o locales, aunque sean referidas a asuntos europeos.

¿Cuándo y cómo se puede reclamar?

Los ciudadanos, empresas u otro tipo de asociaciones europeas podrán presentar su reclamación en el plazo de dos años a partir del descubrimiento de los hechos en que se basa su reclamación.

Previa a la reclamación ante el Defensor del Pueblo, el afectado deberá ponerse en contacto, por escrito, con la institución de la Unión Europea implicada a fin de tratar de resolver el problema.

La Red Europea de Defensores del Pueblo

Resulta importante destacar la contribución de los Defensores del Pueblo nacionales y regionales de toda la UE, quienes velan por que los ciudadanos y residentes puedan ejercer los derechos que les otorga la legislación europea. Todos ellos, junto con el Defensor del Pueblo Europeo y la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo constituyen la Red Europea de Defensores del Pueblo.

Los casos concretos en que un Defensor del Pueblo puede intervenir varían dentro de la Red, pero normalmente incluyen los siguientes: violación de derechos –incluidos los Derechos Humanos y Derechos Fundamentales-, otras actuaciones ilegales –como el incumplimiento de los principios generales del Derecho- así como las conductas incompatibles con los principios de la buena administración.

Via| Defensor del Pueblo Europeo

Imagen| European Ombudsman

RELACIONADOS