Salud y Deporte 


El cuidado de las heridas: Consejos para el verano

Una vez explicados los métodos que debería realizar un buen profesional sanitario para la correcta resolución de la herida y la prevención de posibles efectos secundarios como la infección o la impotencia funcional, entraremos en qué tipo de heridas pueden ser curadas en casa y sobre todo cual es la mejor forma de hacerlo, padres, atentos.

Toda herida que exceda la superficie de la piel (en nuestra clasificación anterior: superficiales) y que deje expuesto músculo, hueso o estructuras vasculonerviosas, acudan al servicio de urgencias más cercano. Por lo tanto, las heridas que trataremos en casa serán aquellas que no sobrepasen la piel. La clasificación es sencilla y conviene recordarla ya que el tratamiento puede variar levemente de una a otra.

Abrasion

Abrasión: rozamiento de la piel contra una superficie rugosa (por lo normal asfalto o pavimentado), se produce sangrado y dolor, aunque son muy leves. La herida debe lavarse para retirar la suciedad y los restos que puedan quedar, puede hacerse esto con agua y jabón y seguir con agua oxigenada. Posteriormente si quedaran trozos de roca, guijarros o similares incrustados deben ser eliminados con la ayuda de una pinza si fuera necesario, es importante que no quede ningún resto. Comprimir brevemente hasta que deje de sangrar y dejar cicatrizar al aire, si fuera de gran tamaño se pueden aproximar los bordes con cintas aproximadoras (mejor que con grapas o sutura, especialmente en niños). Es aconsejable aplicar un antibiótico de uso tópico para prevenir la infección. Las cintas o clips deben cambiarse cada cierto tiempo, 6-8h, o antes si se mojan o se sueltan. Vigilar que no existan signos de infección: dolor aumentado en unos días, enrojecimiento, hinchazón, exudado purulento o similares.

abrasion-laceraciones-avulsion

Laceración: lo que vulgarmente conocemos como herida, en la piel, producida de forma regular o irregular por un filo cortante pero que no profundiza más allá de la piel (puede tocar músculo pero no atravesarlo). Generalmente sangran poco y el dolor es escaso, si no exceden los 5mm de profundidad o el 1,5cm de longitud se pueden tratar en casa perfectamente, en caso de ser mayores se debe acudir a un médico para valorar daños y suturar. Presentan un tratamiento particular, deben ser limpiadas con agua y jabón pero no usarse alcohol, agua oxigenada o yodados ya que producirían un mayor daño a las capas profundas, provocar más dolor y retardad el cicatrizado. Aplicar sobre ellas gasa estéril y compresión si sangran, no mucho más de 15min hasta que se controle la hemorragia. Por lo demás, cambiar las gasas diariamente o si se mojan, se puede igualmente aplicar hielo para el dolor o sobreelevar si es una extremidad. Por último, se deben aproximar los bordes y suturar (mejor puntos sueltos que continuos), aplicar grapas o cintas aproximadoras.

AC179805l

Avulsión figurada, no se enseña foto real por sensibilidad del lector

Avulsión: mismo mecanismo que el anterior pero la piel acaba despegada por un lado (como en un coche descapotable, muy visual). Puede haber sangrado considerable. Si la extensión no es mucha, intentar colocar la piel en su lugar de origen después de lavar la herida con agua y jabón (tratar igual que una laceración), si es mucho tejido mejor acudir directamente al médico. Si la piel se arrancara totalmente debe ponerse en una bolsa de plástico, sin agua ni hielo, y llevarse al médico ya que sería posible volver a colocarla en su lugar con suturas. En caso del cuero cabelludo se llaman scalp y requieren atención profesional siempre.

0d7b167d1a52ea39f91562cb2de85723o

Punzada o herida punzante profunda

 

 

Punzada: penetra en la piel con un objeto penetrante como la punta de un cuchillo, un punzón, estilográfica, clavo o similares. De pequeño diámetro, muchas veces indolora, no parece gran cosa pero suelen ser profundas y dañar estructuras vasculares subyacentes o nervios. Se infectan con mucha facilidad sobre todo si se han expuesto al suelo o si quedan restos en el interior con la punta de un lápiz, mejor acudir al médico para valoración y aplicar el tratamiento antibiótico profiláctico.

a large purple blue and yellow bruise on the inner thigh

Contusión de tipo hematoma, probablemente de 2-3 días de evolución

Contusión: se produce por aplicación de presión directa, continua y rápida sobre la piel, lo que conocemos como golpe. No hay herida como tal, ya que la piel tiene continuidad y no se dejan a la vista estructuras profundas, pero se produce sangrado bajo la piel por rotura de vasos capilares o vasos de distinto tamaño según la gravedad. Vulgarmente se llama cardenal o moratón. Clínicamente va desde la equimosis al hematoma. Las colecciones sanguíneas nunca deben ser drenadas salvo por un profesional si se encuentran infectadas, ejercen compresión nerviosa o vascular o son de gran tamaño. Las de pequeño tamaño se absorben solas y solo requieren seguimiento, pudiendo aplicarse hielo si hay dolor o para reducir la hinchazón. Si son de mayor tamaño pueden requerir antiinflamatorios orales, vendas compresivas o intervención para drenarlas, acúdase a urgencias.

 

blister

Blister, ampollas o flictenas: colección de líquido desde seroso hasta hemático bajo la epidermis formando una papila. Se realizan con mucha facilidad por quemaduras o roces en calzado o guantes nuevos, junto con sudoración y alta temperatura. La piel puede verse blanca al estar “despegada” una capa de otra. En esta situación sí debe drenarse la colección de líquido, haciendo una pequeña incisión (material lo más estéril posible) en la flictena y apretando para que salga toda la colección. La piel no debe retirase, es mejor volver a ponerla en su lugar y sujetarla para que se fije, aplicar un apósito de gel que deberá permanecer puesto varios días hasta que se caiga por sí solo.

 

incision-quirurgica-veterinario

Incisión: herida postquirúrgica, realizada por un especialista. No debería tener mayores problemas si está bien realizada. Puede llevar suturas de diferentes tipos (punto colchonero, simple, cruzado, etc) o bien grapas metálicas, según preferencia del cirujano o especialista (los estudios no revelan especial mejoría de una a otra aunque personalmente considero que dejan mejor resultado estético las suturas). Ocasionalmente se pueden infectar por los microorganismos autóctonos de la piel del paciente, como en todos los casos presentaría dolor, enrojecimiento e hinchazón y debe acudirse para exploración y tratamiento antibiótico.

Incisión realizada con bisturí frío en una cirugía

 

*Amputación: Algunos autores también incluyen este tipo de lesiones traumáticas en la clasificación anterior. Por definición presentan una lesión con separación o solución de continuidad total de una zona (generalmente extremidades o partes de ellas) con el resto del cuerpo. Otra forma de describirlas es como una avulsión total que incluye todas las capas, desde piel hasta hueso. Dado que son siempre graves, requieren atención profesional a corto plazo.

Consejos generales: mantener las heridas secas y limpias durante varios días, si es posible cubrirlas durante el baño o la ducha ya que podría disolverse o desprenderse el tapón hemostático (plaquetas, coágulo, etc).

Es importante recalcar que en caso de duda en la valoración de la gravedad de la lesión, o su tratamiento, siempre es mejor acudir a un especialista, si la lesión no es grave al centro de salud y si sangra más profusamente o deja al aire estructuras profundas (como huesos) mejor directamente al hospital. En las travesías de montaña en las que se aleje de una población de mediano tamaño, procure llevar siempre consigo un pequeño botiquín con conste como mínimo de pinzas, gasas, guantes, antiinflamatorios y analgésicos, un yodado (povidona yodada), apósitos y si es posible desinfectante de manos y un antibiótico de amplio espectro (amoxicilina, por ejemplo).

 

Vía|Traumatismos y heridas, Fundamentos de Cirugía, Universidad de Oviedo.

Imagen|Abrasión, Laceración, Avulsión, Punzada, Contusión, Blister, Incisión

 

RELACIONADOS