Historia 


El Coliseo, la historia de un anfiteatro

El nombre de Anfiteatro, literalmente significa dos veces. Teatro que, en la Grecia Clásica estaba formado por un solo semicírculo de planta ovalada con perímetro elíptico de 524 metros, siendo en realidad una enorme plataforma construida sobre madera y recubierta toda ella por arena.

El anfiteatro Flavio conocido como “ el coliseo “ es uno de los monumentos más importantes de Roma y una de las maravillas del mundo, está ubicado en pleno centro de Roma, en la Piazza del Colosseo, siendo uno de los sitios más importantes y céntricos de la ciudad, cercano a los monumentos; Arco de Constantino o el Palatino, son unos de los más representativos de la ciudad pudiéndose acceder a ellos a pie desde varias zonas. Este tipo construcción que se realizaba en todas las ciudades importantes del Imperio, la de Flavio se comenzó a construir entorno al 71, d.C en un espacio que había quedado liberado después del incendio anterior en que el emperador llevaba unos diez años en su reinado, en la primera etapa de gobierno había respetado las tradiciones romanas, poco después comenzó a caer en un gran declive, se rodeo de un entorno déspota hasta llegar a conseguir el asesinado de su propia madre; Agripinia.  El origen del incendio ya fuera casual o intencionado significo para Nerón la gran oportunidad de crecer como gobernante. Al coliseo, levantado casi 100 años antes siendo la obra de mayor amplitud de todas por la capacidad de espacio albergaba ya que hasta el siglo XX ningún edificio lo supera. La representación más destacada es una figura que Nerón mando al esculpir al arquitecto griego Zenodorus, la realizo en bronce y situó sobre una plataforma frente al tempo de Venus, muy cercana al coliseo aunque su lugar de origen fue la Domus Aurea, Nerón y el “ gran coloso”   estaba alzada en un pedestal de mármol totalmente visible a grandes distancias.

DESCRIPCION : El anfiteatro consta de cuatro pisos, para su construcción utilizaron una cuidadosa combinación de materiales, los romanos fueron los creadores del “ opues camenticium” lo que en hoy día se conoce como mezcla de grava, cal arena y agua. En los primeros había varias arcadas con adornos por medias columnas de estilo dórico, jónico el segundo y corintio el tercero constituidas las tres órdenes por tres arcos, los primeros con acceso a la reana,  algunos  tenían los accesos directos y estaban destinados al emperador, los demás eran numerados para facilitar el asiento asignado el cual siempre guardaba una relación directa con el estatus que hacía referencia al emperador.

Como elementos decorativos estudiaron a fondo detalles en ciertos elementos que daban gran profundidad a las estatuas como son los relieves en mármol y como elevador de las puertas por donde salían los gladiadores y fieras usaban un sistema de alzado creando con poleas manuales un motor de empuje, las graderías las protegieron con barandas de bronce.

El último piso era protegido en verano por un toldo o velarium que se fijaba a los mástiles sujetos con ménsulas y al igual que las puertas de acceso al ruedo eran izados mediante poleas. Durante los espectáculos nocturnos se suspendían grandes candelabros sobre la arena.

Según historiadores de la época gentes de todos los pueblos y culturas llegaban a Roma con la única intención de contemplar las luchas ya legendarias que se daban allí, se dieron todo tipo de espectáculos; peleas entre gladiadores, con fieras y luchas con cuadrigas, cacerías con animales salvajes, llegándose a representar una batalla naval y que necesitaban reflejar casi en tiempo real, una serie de motivos idealizados en esa ocasión para el evento, cubriéndolo de agua. La inauguración duro 100 días en los que los que están descritos como los días más intensos y magníficos en la historia de Roma.

A parte de los espectáculos de lucha, había un lugar para representaciones teatrales cuya finalidad era la de fomentar, expandir la cultura clásica de Roma, iba más allá de un mero género literario, entroncaba desde sus orígenes la religión dando especial importancia a la del dios Dionisio, adquiriendo mediante las representaciones una especial importancia a la hora de expandir la propaganda dinástica y el culto imperial, dejaron un espacio dedicado a los montajes escénicos y la maquinaría para los trucos, siendo cuando dio comienzo el telón que a diferencia de los nuestros no bajaba sino que formaba parte de la misma escena.

Con la subida al poder del Constantino, se instauró el catolicismo, pasando a ser la religión oficial del Imperio Romano, poco después el anfiteatro y los espectáculos que se daban allí fueron cayendo en declive, la iglesia que comenzó a tener vital importancia se negaba a ese tipo de espectáculos, en el año 435 es el último del que se tiene constancia que hubiera lucha de fieras.

Aproximadamente en el año 1349 un terremoto daña una parte del edificio con lo que comienza a usarse como cantera para edificar, el aspecto actual es debido a una bomba que cayó cerca del edificio durante la segunda guerra mundial. Es en el siglo XIX cuando se comienzan las obras de asentamiento para la reforma del Coliseo, a pesar que el la segunda guerra mundial sufriera graves desperfectos causados por los bombardeos el edificio llegó a convertirse en un bien cultural, protegido de la ciudad de Roma.

La Unesco declara en el año 1980 el Coliseo como patrimonio de la humanidad, gracias a ello comienza a acelerarse el proceso de restauración protegiéndolo y consolidando de este modo la obra que se había comenzado un siglo antes, cuidando al detalle el entorno. Hay una parte de toda la historia en la que cuentan las leyendas de los secretos narrados en la Edad Media ya que en esta etapa el Coliseo paso al convertirse en lugar de encuentro para los escritores y poetas, encontrando entre sus ruinas algunas musas, una buena fuente de inspiración.

Via| historiaybiografias.comwww.enroma.com/coliseo.htm listas.20minutos.es

Imagen| http://Google

Vídeos| Vídeo Coliseo 3D

RELACIONADOS