Cine y Series, Cultura y Sociedad 


El club de los 27 o el síndrome del ocaso de las estrellas

Que el éxito es efímero y que es difícil asimilarlo dan muestra de ello la industria cinematográfica y la discográfica.

Este verano se ha estrenado Whitney (2018), un documental que retrata la biografía de una cantante excepcional que descendió a los infiernos después de haber saboreado las mieles del éxito rotundo y que murió prematuramente a los 48 años.

Del funesto club de los 27, integrado por cantantes que murieron a esa edad, dan fe algunas significativas películas.

Robert Johnson (1911-1938) el rey del blues a quien Eric Clapton dedicó un disco maravilloso en 2004, inspiró la película dirigida por Walter Hill Crossroads (1986) con banda sonora de Ry Cooder. Robert Johson murió en extrañas circunstancias con 27 años en Misisipi.

Brian Jones (1942-1969) integrante de los Rolling Stones fue descubierto ahogado en su piscina justo el día en que el resto de los componentes de la banda le iban a comunicar que no contaban con él en el futuro. Se especuló mucho sobre los motivos del fallecimiento.

Jimmy Hendrix (1942-1970) uno de los mejores guitarrista de rock de todos los tiempos, fue encontrado muerto en casa de una amiga en Londres. Su dilatada adicción al consumo de drogas disparó todas las alarmas sobre el origen de su muerte. Ni siquiera la autopsia disipó las dudas. Una de sus últimas actuaciones la podemos ver en Woodstock (1970), mítico documental que muestra el genio de este músico revolucionario.

Janis Joplin (1942-1970) que también participó en el festival de Woodstock murió por sobredosis de heroína antes de ver publicado su extraordinario último LP Pearl (1972). Merece la pena ver el documental Janis (2015) para conocer mejor la vida de esta blanca que cantaba como los negros. La cantante Bette Midler fue la excelente protagonista de La Rosa (1974) inspirada en su vida llena de excesos.

El afamado director Oliver Stone dirigió en 1991 un polémico biopic sobre el legendario Jim Morrison (1943-1972): The Doors con Val Kilmer en el papel protagonista. Aunque su muerte en Paris fue certificada como paro cardiaco las sospechas sobre una sobredosis de heroína le persiguen hasta nuestros días.

Kurt Cobain (1967-1994) líder de la efímera pero influyente banda de grunge Nirvana apareció muerto en su casa de Seattle después de suicidarse con un tiro en la cabeza. ¿Quién mató a Kurt Cobain? (1998) cuenta la apasionada vida del cantante y la tumultuosa relación con su pareja Courtney Love.

La última cantante en incorporase a este desgraciado club ha sido Amy Winehouse (1983-2011). Apenas pudo disfrutar del éxito internacional de su disco Back to the Black (2006). Murió en su casa de Londres por un consumo excesivo de alcohol. Amy (2015), merecedora de un Oscar como mejor documental, es un perfecto retrato del proceso autodestructivo que lleva a una excepcional artista hasta el ocaso.

El cine ha ilustrado con abundancia biografías de cantantes que murieron demasiado jóvenes pero que vivieron demasiado deprisa.

El ocaso de una estrella (1972) fue nominada a cinco Oscar incluyendo el de mejor actriz para Diana Ross que interpretaba a la fabulosa cantante de jazz Billie Holiday (1915–1959). La espiral de consumo de drogas y las detenciones que le llevaron a la cárcel culminaron con su muerte por cirrosis, totalmente abandonada y arruinada.

Con 41 murió Elvis Presley (1935-1977), todo un icono de la música pop del siglo XX. Para entonces Elvis ya era una caricatura patética de él mismo. Después de mucha polémica, la autopsia definitiva determinó que su muerte se debió a un coctel de estupefacientes, sedantes y anfetaminas. Para nuestro deleite quedan un buen puñado de inolvidables canciones y algunas películas que marcaron una época como El rock de la cárcel (1957).

Sid & Nancy (1986) es otra emblemática película que relata los últimos días de la vida de Sid Vicious (1957- 1979), líder del grupo de punk Sex Pistols, que convulsionó la escena musical en la década de los 70. En 1978 en el mítico hotel Chelsea de Nueva York, Sid asesinó a su novia Nancy con la que le unía una fatídica relación de amor, sexo y drogas. Sid antes de enfrentarse al juicio, se suicidó con una sobredosis de heroína con 21 años.

Con motivo del 60 aniversario del nacimiento de Michael Jackson, Moonwalker (1988) ha vuelto a nuestras pantallas este mes. La película recoge actuaciones antológicas del cantante incluyendo piezas musicales que muestran su talento como cantante y bailarín. Este niño prodigio que empezó cantando con su familia con los Jacksons 5 y que nunca superó el síndrome de Peter Pan hasta el punto de construirse un parque temático con el nombre de Neverland (Nunca Jamás), murió de un paro cardíaco en 2009 con 50 años. La autopsia determinó que había sufrido una intoxicación de protofol. Michael Jackson que se sentían perseguido por multitudes de denuncias por pederastia estaba a punto de volver a los escenarios con la gira This is It.

Imagen| El club de los 27 

Vídeo| WhitneyCrossroadsJanisThe DoorsAmy, El rock de la cárcelMoonwalker  

RELACIONADOS