Cine y Series, Cultura y Sociedad 


EL cine de denuncia

La proyección en los cines durante el mes de febrero de las películas Spotlight y La verdad duele mantiene de actualidad el cine de denuncia. La primera relata las investigaciones realizadas por periodistas del Boston Globe en relación a los casos de pederastia cometidos por el clero de Massachussets. La segunda expone el caso de un patólogo interpretado por Will Smith que denuncia los daños cerebrales que provoca la práctica del futbol americano.

El denominador común, en muchos casos, del cine de denuncia es que las historias se basan en casos reales.

En 1899, Meliés rueda una película sobre el escándalo antisemita que conmocionó a los franceses: El proceso Dreyfus. Fue prohibida en Francia durante muchos años.

La sal de la tierra (1953) de Herbert Biberman está considerado como un hito dentro del cine político de denuncia. Es un documental sobre la huelga que realizaron los mineros chicanos durante catorce meses en Nuevo México en defensa de sus derechos salariales y de igualdad.

En La ley del silencio (1954) Elia Kazan intentó justificar su delación en el juicio de las listas negras durante el maccarthysmo.

Stanley Kubrick dirigió en 1957 Senderos de Gloria, película de culto antibelicista sobre el juicio militar a un coronel durante la primera guerra mundia. Fue prohibida hasta 1975 en Francia.

En 1969 Costa-Gavras inicia una serie de películas políticas siguiendo los códigos del thriller, creando un formato dentro del género posteriormente muy copiado. Z desvela los mecanismos de la conspiración del ejército griego que terminó con la monarquía del país y la instauración de la dictadura de los coroneles. Con La confesión (1979) arremete contra las purgas estalinistas del conocido como Proceso de Praga de 1952. Sección especial (1975) es una valiente crítica contra el gobierno francés de Vichy de 1941 que se rindió a las exigencias de los nazis. Missing (1982) con una interpretación inolvidable de Jack Lemmon denuncia la colaboración de EEUU con la dictadura de Pinochet en 1973.

Giulano Montalbo triunfó con Sacco y Vanzetti (1971). Es un drama judicial sobre dos anarquistas acusados falsamente de atraco a mano armada y de asesinato. La banda sonora de Ennio Morricone y la canción principal versionada por Joan Baez ayudó al éxito de la película.

Francesco Rosi es un claro ejemplo del cine de denuncia que se prodigó en la década de los 70 en Italia. El caso Mattei (1972) es un espeluznante relato de la trama económico política que acabó en 1962 con el presidente del ENI.

Sidney Lumet en Serpico con una interpretación memorable de Al Pacino.(1973) nos destapa la corrupción policial de los años 70 con esta biografía.

En 1976 Alan J. Pakula dirige una de las películas más emblemática del cine de denuncia y del periodismo de investigación. Todos los hombres del presidente obtiene multitud de premios por la historia contada en clave de suspense del caso Watergate que permitió la dimisión de Nixon. Las interpretaciones de Robert Redford y Dustin Hoffman como los periodistas del Washington Post ayudaron a la verosimilitud de la trama.

Norma Rae (1979) consagró a Martin Ritt consiguiendo para Sally Field el Oscar a la mejor actriz por su interpretación de una sindicalista en una historia verídica.

El prestigioso director americano Mike Nichols nos sorprendió en 1983 con Silkwood un manifiesto antinuclear basado en hechos reales e interpretada por Meryl Streep.

Ken Loach se estrena con Agenda Oculta (1990), una historia trepidante sobre las alcantarillas del poder en el conflicto de Irlanda del Norte en la década de los 80. Este director inglés muy comprometido políticamente nos ha brindado otras magnificas películas de denuncia: El viento que agita la cebada (2006) y recientemente Jimmy Hall (2014).

En nombre del padre (1993) con un guion y una dirección magistral de Jim Sheridan nos cuenta el juicio histórico contra los cuatro de Guildford acusados falsamente de atentado terrorista en el Belfast de los 70.

Julia Robert gano un Oscar por su interpretación de Erin Brockovich (2000) historia biográfica de reivindicación feminista que denuncia los abusos de la sanidad privada en EEUU.

También se alzó con el Oscar Sean Penn por su interpretación en Mi nombre es Harvey Milk (2008) relato de la vida del primer político que se declaró abiertamente homosexual en los años 70.

Vía| Enciclopedia Salvat del 7º arte

Imagen| Spotlight

Video|La sal de la tierra, Senderos de Gloria, Sacco y Vanzetti, Todos los hombres del presidente

RELACIONADOS