Casos empresariales, Economía y Empresa, Marketing 


El ciclo de vida del producto (III): la madurez y el caso Converse


¿Cuando se puede hablar de que el producto ha llegado a su etapa de madurez?

Cuando el producto ha alcanzado la máxima participación posible y pronosticada de su evolución en el mercado.

¿Qué variables analizar para darnos cuenta de que hemos llegado a la madurez?

Las señales clave que reflejan esta etapa son, entre otras:

  1. Nivel óptimo de cobertura y penetración de mercado, con pocas posibilidades de crecimiento
  2. Finalización de la tendencia de crecimiento de ventas
  3. Niveles máximos de contribución y rentabilidad final, firmes pero estabilizados
  4. Máxima acción de la competencia para desplazar posiciones alcanzadas
  5. Liderazgo y predominancia en los segmentos en los que se opera
  6. Altos índices de fidelización de clientes
  7. Extensión amplia y casi total de líneas o variedades del producto
  8. Marcas y usos de alto reconocimiento y profundo posicionamiento
  9. Elevada rotación de inventarios en la empresa y los puntos de ventas
  10. Carencia de requerimiento de inversiones adicionales para sostener posiciones logradas, se retroalimentan solas.

CASO REAL

Converse, la marca de zapatillas casual, es un producto que ha llegado a su madurez a través de los años, ya desde 1908 que salieran las primeras zapatillas. En las últimas décadas viene siendo una marca fuerte en donde se le conoce como historia de leyendas de muchos deportes más que una simple zapatilla. También es cierto que todo este reconocimiento se ha debido en gran parte que ha sabido mantenerse siempre innovando, ser creativo, presentando modelos que gustan a sus clientes, lo que le permite tenerlos fidelizados y leales a la marca Converse, evitando así el estancamiento de sus productos.

En esta etapa de madurez los índices de consumo de Converse permancen estables, sin grandes variaciones en su demanda, ya que son un producto de consumo permanente en muchos países. Una buena estrategia en estos casos es la del mantenimiento de cuota (nada de intentar crecer más). Ese mantenimiento se consigue con una satisfacción continua del cliente para crear lealtad.

 

Vía| Monografías Slideshare

En QAH| El ciclo de vida del producto (I): la introducción y el caso Coca-Cola, El ciclo de vida del producto (II): el crecimiento y el caso Starbucks

RELACIONADOS