Economía y Empresa, Emprendedores, Finanzas 


El certificado de caución como garantía en concursos públicos

Cuando una empresa decide acudir a un concurso promovido por una administración pública se ve obligada a presentar garantías exigidas en el pliego de condiciones para asegurar el fiel cumplimiento del contrato.

Existen diferentes fórmulas para ofrecer esas garantías, reconocidas por la normativa legal. La contratación por parte de las administraciones públicas está regulada por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público que reconoce: depósito de dinero en metálico, aval bancario, sociedad de garantía recíproca, y certificado de seguro de caución. Esta última modalidad es de la que vamos a hablar aquí ya que no es muy conocida y se pueden beneficiar de ella las empresas interesadas en acudir a los concursos de la Administración.

En su artículo 96, la Ley mencionada señala las Garantías admitidas por las Administraciones en los concursos públicos. En su apartado C menciona que la garantía se puede presentar:

“c) Mediante contrato de seguro de caución, celebrado en la forma y condiciones que las normas de desarrollo de esta Ley establezcan, con una entidad aseguradora autorizada para operar en el ramo.”

En el artículo 97, apartado 3 especifica sobre el contrato de caución:

“3. En el contrato de seguro de caución se aplicarán las siguientes normas:

a) Tendrá la condición de tomador del seguro el contratista y la de asegurado la Administración contratante.

b) La falta de pago de la prima, sea única, primera o siguientes, no dará derecho al asegurador a resolver el contrato, ni extinguirá el seguro, ni suspenderá la cobertura, ni liberará al asegurador de su obligación, en el caso de que éste deba hacer efectiva la garantía.

c) El asegurador no podrá oponer al asegurado las excepciones que puedan corresponderle contra el tomador del seguro.”

Como hemos podido ver, la Administración establece que el certificado de caución (aval) es un instrumento plenamente aceptado en la contratación pública, al mismo tiempo que establece la normativa que regula las condiciones que deben reunir estos certificados para salvaguardar los intereses de la propia Administración.

El seguro de caución no es muy conocido en España y es promovido por mediadores especialistas, tiene evidentes ventajas frente a otras fórmulas, siendo la principal el hecho de no computar las cantidades avaladas en la CIRBE o registro del Banco de España en el que figuran todas las obligaciones de las personas físicas o jurídicas con la banca.

En suma, el seguro de caución es una fórmula a tener en cuenta y en la que se pueden apoyar los interesados en acudir a las licitaciones públicas.

Vía| Elaboración propia

Más información| avalesycaucion.com

Imagen| Obra pública

RELACIONADOS