Cultura y Sociedad, Historia 


El Centenario de una Tragedia: El Hundimiento del Titanic

La fabricación del buque corrió a cargo de la compañía White Star Line

El 14 de abril de hace ya un siglo, se hundía el mayor transatlántico de su época, el Titanic. Paradigma de la tecnología y de la seguridad, este mastodonte de acero se fue a pique en medio del Atlántico norte, debido a un choque fortuito con un iceberg.  Las causas de tan singular accidente todavía no están demasiado claras, pese a la gran cantidad de documentación que este hecho ha generado en investigaciones científicas, ensayos o películas.

La historia de este barco tan conocido empieza en 1909, cuando comienza su construcción, terminándose tres años más tarde en los astilleros de Belfast, Irlanda del Norte. El Titanic se trasladó al puerto británico de Southampton, desde donde inició su viaje inaugural, que tenía como destino el muelle norteamericano de Nueva York. La fabricación del buque corrió a cargo de la compañía White Star Line, que se dedicaba a cubrir las grandes rutas transoceánicas. La intención de la compañía era revolucionar el transporte oceánico con la creación de tres barcos de características similares, el Titanic era uno de ellos.

La tecnología utilizada para su construcción era de lo más avanzada que existía en el mercado, introduciéndose innovaciones en la elaboración del casco, empleándose acero de baja calidad, predominante en la época. La división  del buque en compartimentos aislados a la altura de la línea de flotación servía para evitar la propagación de una inundación. Por otro lado la mayoría de los avances técnicos introducidos en el Titanic actualmente están superados, e incluso algunos investigadores defienden la teoría de que estas mejoras facilitaron el hundimiento del transatlántico.

Al profundizar en el tema, uno se da cuenta de la multitud de curiosidades que pudieron influir en el fatal accidente. Existe una versión que relaciona las causas del hundimiento con una aproximación fuera de lo normal de la Luna a la Tierra que influyó en el desarrollo normal de las mareas, provocando a su vez una mayor presencia de icebergs en el Atlántico Norte. Para entender esta teoría hay que saber que los icebergs tienen una profundidad considerable, siendo muy fácil quedar varados en las costas. Al producirse una alteración en el curso de las mareas, debido a la Luna, una gran cantidad de icebergs navegaban a la deriva. Por esta razón era más fácil encontrarse alguno de estos monstruos de hielo en medio del océano. Esto es lo que  sucedió durante el viaje del famoso transatlántico.

Otra creencia es que, si el Titanic, en vez de variar su rumbo para intentar esquivar el iceberg, le hubiera envestido de frente, los daños hubieran sido menores, existiendo la posibilidad de llegar a algún puerto seguro y poder realizar las reparaciones pertinentes.

En el accidente fallecieron cerca de 1.517 personas

Junto a todo esto, facilitó considerablemente el accidente la velocidad excesiva del buque, que navegan por una zona, en la cual la presencia de icebergs era habitual. A esta causa se unió la relativa mala visibilidad que había en la noche del 14 de abril en la zona en cuestión. Otra causa que ahonda aún más en la catástrofe, es la de que el barco “California”, cercano al lugar del hundimiento del Titanic, había apagado sus equipos telegráficos imposibilitando la comunicación con el barco siniestrado. Finalmente el “Carpanthia” fue el barco que acudió en socorro del transatlántico, pero debido a su lejanía apenas pudo evitar la tragedia, tardando varias horas en llegar.

Para finalizar, la realidad es que ya sean unas causas u otras la tragedia fue un hecho que conmociono a la sociedad del momento. Este accidente es uno de los peores que se recuerdan, donde fallecieron cerca de 1.517 personas, salvándose solamente 705 pasajeros.

 

Vía| Planeta Sedna

Más Información| Noticias Terra

Imagen| Wikipedia, Sedna

RELACIONADOS