Cine y Series, Cultura y Sociedad 


El biopic: una vida de película

El éxito reciente de Rocketman (2019) y el eco de los 4 Oscar recibidos este año por Bohemian Rapsody (2018) han revitalizado el género musical y han promovido la proliferación de producciones basadas en las biografías de cantantes famosos. A los biopics ya estrenados sobre Freddie Mercury y Elton John ya se suman  los anuncios de dos películas que han despertado una gran expectación. Judy  se proyectara próximamente en España y cuenta la historia de Judy Garland, la famosa actriz y cantante de la mítica El mago de Oz (1939) que se suicidó con 47 años. Ya se habla del  Oscar para Renée Zellweger por su interpretación de la artista. Sin título y sin fecha de estreno se anuncia el biopic sobre Elvis Presley dirigido por Baz Luhrmann y con Tom Hanks como su manager, el coronel Parker. Del director de Moulin Rouge (2001) esperamos una propuesta espectacular.

Varios biopics sobre cantantes o/y músicos son dignos de mención.

Amadeus (1984) es una magnífica película basada en una obra de Peter Shafferr sobre la vida de Mozart  que se  llevó 8 Oscar incluyendo la mejor película, el mejor director para Milos Forman y el mejor actor que fue a parar  a F. Murray Abraham por su inolvidable papel de Salieri como el acérrimo rival del maestro. Clint Eastwood dirigió una de las mejores películas sobre el jazz con Bird (1988) sobre la vida de Charlie Parker. Jamie Foxx consiguió un merecido Oscar por su papel del inigualable Ray Charles en Ray (2004). Joaquin Phoenix interpreta al legendario cantante de country Johnny Cash en la extraordinaria En la cuerda floja (2005). Marion Cotillard recibió el Oscar por su impecable interpretación de Edith Piaff  en La vida en rosa (2007).

El cine se ha interesado en muchas ocasiones por las figuras del boxeo. Cabe recordar varias excelentes películas.

Paul Newman destacó en una de sus primeras películas Marcado por el odio (1956) protagonizando al mítico Rocky Graciano. Robert de Niro consiguió el Oscar como mejor actor en su papel de Jake la Motta  en Toro salvaje (1980), una de mejores películas de Martin Scorcese.  Denzel Washington convenció con su soberbia interpretación de Rubican Carter en Hurracan Carter (1999) boxeador negro que terminó en la cárcel y a quien Bob Dylan le dedicó una emocionante canción en 1975 en su álbum Desiré. Russel Crowe tuvo la ocasión de lucirse en Cinderella Man (2005). Es la biografía del campeón de pesos pesados James J. Braddock pero también es  un crudo retrato de los efectos de la Gran Depresión de 1929. Christian Bale adelgazó varios kilos hasta quedarse esquelético para interpretar al hermano y manager del boxeador Dicky Eklund en The Fighter (2010). Su esfuerzo mereció un Oscar.

A la Academia de Cine de EEUU le gustan los biopics y en múltiples ocasiones se ha volcado en premiar este género de forma generosa. Para muestra estas son algunas de las películas más premiadas.

Lawrence de Arabia (1962) es un fascinante espectáculo que se alzó con 7 Oscar. La interpretación de Peter O´Toole es memorable. Patton (1970) es una brillante película bélica escrita por Francis Ford Coppola e interpretada por Georges C. Scott, perfecto en su papel de general de la 2ª Guerra Mundial que por sus hazañas se transformó en héroe nacional en EEUU. El actor ganó uno de los 7 Oscar con los que se premió el film aunque lo rechazó por sus ideas politicas. La impresionante caracterización de Ben Kingsley para Ghandi (1982) le valió el Oscar que se  sumó a otros 7 premios que le otorgó la Academia. Su director Richard Attenborough logró uno de los grandes hitos de la década de los 80. El último emperador (1987) consiguió un sensacional éxito que se vio galardonado con 9 estatuillas incluyendo la del  mejor director para el prestigioso Bernardo Bertolucci. Es un arrollador espectáculo visual. A pesar del éxito de público y de recaudación de muchas de sus películas anteriores Steven Spielberg no había recibido el reconocimiento de la Academia de las Artes de EEUU hasta que estrenó La Lista de Schindler (1993) que obtuvo 7 Oscar incluyendo el de mejor director. Es la desgarradora historia de un empresario alemán que salvó la vida de 1.200 judíos de la cámara de gas. Este año se ha producido su reestreno en las salas de cine. Todavía estremece verla.

Algunos de los mejores biopics han permito el lucimiento de los actores que se han identificado con sus personajes.

Daniel Day-Lewis nos conmovió interpretando al pintor Christy Brown aquejado de parálisis cerebral en Mi pie izquierdo (1989). Mel Gibson nos sorprendió a todos en Braveheart (1995) un vigoroso biopic sobre William Wallace, interpretado y dirigido por él mismo. Russel Crowe nos emocionó en su papel del genial matemático  John Forbes Nash en Una mente maravillosa (2001). Javier Bardem facilitó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa para Mar adentro (2004) por su perturbadora interpretación de Ramon Sampedro. Sean Peen realiza una prodigiosa interpretación del primer político que se declaró abiertamente homosexual en Mi nombre es Harvey Milk (2008). Colin Firthnos nos deleitó con su personaje del rey Jorge VI en El discurso del rey (2010). El talento de Mattew  McConaughey  queda patente en su impresionante caracterización de Ron Woodroof como drogadicto enfermo de SIDA en Dallas Buyers Club (2013).

Imagen|Rocketman 

Vídeo| JudyAmadeus,The Fighter, La Lista de SchindlerDallas Buyers Club   

RELACIONADOS