Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué es el “Anclaje al Rating Soberano”? Espiral de destrucción económica española

Para entender lo que es el Anclaje al Rating Soberano primero vamos a dar un repaso a otros términos más sencillos.

¿Qué es el Rating?

Es una calificación crediticia que constituye una OPINION sobre “la capacidad de una entidad o de una emisión de títulos de hacer frente a las obligaciones financieras de manera puntual, como el pago de intereses, la devolución del principal, o el pago de dividendos preferentes”.  Es muy importante destacar que es una opinión y que no es vinculante. Las más importantes de rating son: Standard and Poor’s, Moody’s y Fitch. Los Ratings se asignan a una gran variedad de compañías, países soberanos, financiación estructurada, emisiones de deuda, acciones preferentes, créditos bancarios, riesgo de contrapartes, y también a la solidez financiera de compañías de seguros y garantizadores financieros.

Según el país hay más o menos compañías con Rating asignado, en España solo tenemos 25 y entre otras cosas, sirve para que los inversores puedan estimar la probabilidad de recuperar su dinero tras una inversión, según el rating asignado.

También cabe destacar que existe una línea roja dentro de las calificaciones crediticias, y es la calificación BBB. Por encima (desde BBB hasta AAA) eres Investment grade o Grado de Inversión y estas en el radar de todos los inversores. Si estás por debajo (desde BB hasta C) eres grado Especulativo y se complica mucho captar inversión en el exterior, mucho más en situaciones de crisis como la actual.

¿Qué es el “Rating Soberano”?

Las agencias de Rating también emiten Calificaciones Nacionales o Rating Soberanos que reflejan su opinión respecto al riesgo del país. Además de la solvencia y capacidad de repago, también estudian seguridad política, jurídica y riesgo de controles de cambio y capital por parte de las autoridades soberanas. Si quieres conocer el rating de cada país puede consultarlo en este Link.

¿Qué es el “Country Ceiling”?

El Country Ceiling o Techo de Rating Soberano es el  “mejor” rating de un país,  es decir, ninguna compañía domiciliada en un país podrá tener mejor calificación que el propio estado, al menos en teoría.

España actualmente tiene un rating BBB según Fitch tras el último Downgrade del 7 de junio de 2012. Cabe destacar España tuvo la máxima calidad AAA en 2003 y a partir de ahí ha ido empeorando paulatinamente, como se muestra en este link que muestra la evolución según Fitch desde 1993.

Y llegamos al “Anclaje al Rating Soberano” o “Country Ceiling Effect”, que es el efecto pro-cíclico que las agencias de Rating provocan a los países más afectados en situaciones de crisis. Cuando un estado se encuentra en una situación compleja, como la de España, se producen distintos Downgrades. Esto hace que las compañías españolas se les ponga en perspectiva negativa y posteriormente se realicen continuas bajadas de rating, no pudiendo estar ninguna con mejor rating que el propio estado.

Estos Downgrades hacen que tanto los estados como las compañías privadas se enfrenten a incrementos en los costes de financiación y en algunos casos incluso les imposibilita salir al mercado a conseguir fondos.

¿Qué consecuencias puede tener el anclaje soberano sobre el sector empresarial?

Muchas, un ejemplo reciente de las consecuencias de las rebajas del rating soberano ha sido Telefónica, que se ha visto obligada a la eliminación de su dividendo, suprimiendo el pago a los accionistas para ahorrar unos 2.700 millones de euros este mismo año y otros 4.100 millones en el segundo trimestre de 2013. Según los analistas, la mitad de la cifra total -6.800 millones- puede ser empleado para el pago de intereses si continúan aumento los diferenciales de la deuda empujados por el rating.

Otro caso es el de los bancos medianos españoles. Muchos de ellos están fuera del Invesment Grade o a punto de estarlo y esto provocará la huida en masa de muchos fondos que invierten en ellos, debido a que la mayoría de estos fondos solo pueden invertir en inversiones con rating superiores a BBB (Invesment Grade).

Esta situación está haciendo que las grandes empresas españolas tengan unos costes de financiación muy superiores a sus competidoras extranjeras, y no es algo reciente, lleva pasando ya desde hace varios años, en especial en el sector financiero. Solo hay que ver los diferenciales a los que se financian los dos grandes bancos españoles y como lo hacen el resto de los europeos de tamaño similar.

Esto no hace más que generar una espiral de reducción del rating, incrementando los costes y continuando con la destrucción económica interna, algo que puede acabar en pocos años con la situación a la que se llegó con muchos años de trabajo y crecimiento.

 

En QAH| ¿Qué es el rating soberano?¿Quien lo calcula y cómo?, ¿Qué es la renta fija? (II): calificaciones crediticias,

RELACIONADOS