Historia 


El aborto en España: Una vuelta al pasado

 

La reforma de la Ley del aborto que el gobierno del Partido Popular anunció recientemente ha levantado las críticas de gran parte de la sociedad española, provocando incluso diferencias internas dentro de un partido, el Popular, que generalmente se ha caracterizado por la férrea sumisión a la disciplina de partido. La transformación de  una ley de plazos en una ley de supuestos ha sido tildada desde diferentes sectores como un guiño electoral a los votantes más radicales del Partido Popular, así como a la Conferencia Episcopal, pero, independientemente de las razones que han llevado al gobierno a redactar la ley que nos ocupa, podemos decir sin tapujos que ésta supone un retroceso a 1985, cuando el gobierno socialista de Felipe González publicó una ley de supuestos que produjo un importante cambio social en una España que comenzaba a despegar tras una larga dictadura.

Viñeta publicada en www.eldiario.es

Viñeta publicada en www.eldiario.es

Como no podía ser de otro modo, el aborto estuvo penalizado durante la dictadura franquista. El Código Penal castigaba con arresto mayor a todos aquellos que vendieran, anunciaran, suministraran o divulgaran cualquier medio o procedimiento capaz de facilitar el aborto y por supuesto, castigaba a la mujer con penas que, si bien eran más leves, podían significar el ingreso de ésta en prisión. A pesar de ello, en un alarde de comprensión para con la tradicional familia española (entiéndase la ironía), se contemplaba la reducción de la condena si se alegaba la deshonra que suponía el embarazo para la familia de una madre soltera.

Sin embargo, si nos remontamos a la II República, nos encontramos con una situación relativa al aborto bastante distinta si la comparamos con la que estuvo presente durante la dictadura franquista. La Constitución de 1931, así como la legislación posterior, supuso un gran avance para las aspiraciones femeninas como consecuencia del reconocimiento de una serie de derechos tales como la igualdad de sexo, la prohibición de discriminación laboral, la protección del trabajo de la mujer, el reconocimiento del matrimonio civil o el divorcio. A pesar de ello, nada se legisló acerca del aborto hasta que el 9 de enero de 1937, en plena guerra civil, la Generalitat de Cataluña, que vio aumentada sus competencias como consecuencia del vacío de poder creado en la II República a raíz del Golpe de Estado, publicó un decreto sobre el aborto que supuso una regulación considerada como la más progresista de Europa.

Milicianas durante la guerra civil

Milicianas durante la guerra civil

Como antecedentes nos encontramos con la legalización del aborto en Suiza en 1916 o en la Unión Soviética diez años más tarde, sin embargo, el decreto sobre el aborto publicado por la Generalitat significó un progreso muy importante respecto de  las regulaciones que éstos estados habían hecho al respecto. El decreto catalán reconocía el aborto en cuatro supuestos: cuando concurriesen causas terapéuticas como consecuencia de enfermedades físicas o mentales de la madre que pudiesen provocar problemas en el parto; al existir motivaciones eugenésicas; cuando se dieran factores neomalthusianos, entendidos estos como la existencia de un deseo consciente de limitación voluntaria de la natalidad y por último, cuando existiesen razones sentimentales o éticas.

Esta regulación de la interrupción voluntaria del embarazo, donde sin duda destaca la posibilidad de interrupción del embarazo por razones sentimentales o éticas, vino acompañada de la prohibición de la práctica del aborto en aquellos centros que no fuesen autorizados expresamente para ello, así como de la intención de poner fin a los abortos clandestinos, que suponían un peligro para la vida de la madre y que 77 años después, amenazan con extenderse por toda España como consecuencia de  la nueva regulación del aborto que el gobierno pretende  implantar.

Como he apuntado anteriormente, la nueva ley que el Partido Popular pretende incorporar al ordenamiento jurídico supone un retroceso hasta 1985, aunque si nos introducimos en la dinámica de retroceder en el tiempo, quizás no estaría de  más volver a 1937, cuando en Cataluña, en un contexto de guerra civil, se publicó una regulación relativa al aborto que incluso a día de hoy, sorprende por lo progresista de sus disposiciones.

 

Vía| Díez Fuentes, José Manuel (1995) República y primer franquismo: la mujer española entre el esplendor y la miseria, 1930 – 1950.

Más información| Jaume Sobreques I Callico, PeriódicoEl País, 13 de Febrero de 1983, “Cataluña tuvo durante la República la ley del aborto más progresista de Europa”.

Imagen| Viñeta publicada en www.eldiario.es, Milicianas durante la guerra civil

En QAH| ¿Cómo definir el régimen franquista?

RELACIONADOS