Jurídico 


El 11-M, la perspectiva que da una década

“Aquel 11 de marzo de 2004, la barbarie terrorista sacudió las entrañas de todo un país. Madrid fue testigo del horror que arrasó las vidas de 191 personas y dejó miles de heridos, cuya herida, a día de hoy sigue abierta. Mi historia, y la de miles de personas, sufrieron un giro radical. Como si esa sentencia, que respetamos, nos negara el derecho a recordar y la obligación de seguir exigiendo Justicia. El 11-M no es un caso cerrado, es un caso abierto…”

ÁNGELES PEDRAZA. Presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo;

perdió a su hija Myriam en los atentados del 11-M

Eran las 07:37 horas del 11 de marzo de 2004 cuando el primer tren de cercanías en la Estación de Atocha (Madrid) explosionaba dando comienzo a la tragedia. Nueve bombas más, 191 personas fallecidas y 1.857 heridos dieron forma al mayor golpe terrorista acontecido en nuestro país. Meses después del décimo aniversario del sanguinario suceso, en QAH recopilamos la esencia del juicio que pretendió dar respuesta al atentado en España que conmovió al mundo.

#grandesjuiciosQAH

#grandesjuiciosQAH

Siendo files a la cronología del suceso, es importante hacer alusión a dos acontecimientos que se suceden tras el atentado y que resultan clave dentro de la investigación policial. Por una parte, la desactivación por la Guardia Civil de un artefacto compuesto por 12 kg de dinamita el día 4 de abril, tres semanas después del atentado, en las vías del AVE Madrid-Sevilla. La bomba, localizada a la altura de Mocejón (Toledo), resulta el primer punto de conexión con el atentado, al estar compuesta por los mismos componentes que los explosivos utilizados el 11M: cables, detonador y dinamita Goma-2 ECO. Un día después, con pocas horas de diferencia desde la desactivación de este artefacto, se produce el segundo momento crucial: la localización de una vivienda en el municipio madrileño de Leganés donde se encuentran los presuntos autores del atentado. Los sospechosos, atrapados en la vivienda debido al cerco policial y tras el aviso de asalto inminente por parte de 15 miembros del GEO, optan por quitarse la vida. El suicidio colectivo se produce mediante la detonación de 20 kg de dinamita que mata a los 7 sospechosos y ocupantes de la vivienda y, así mismo, se lleva la vida de uno de los hombres del GEO, Francisco Javier Torronteras. Pese a las condiciones en las que queda la vivienda, entre los escombros de la explosión se logran recuperar explosivos, detonadores, grabaciones reivindicativas del atentado del 11-M y vídeos de la organización terrorista de Al Qaeda.

La mayor investigación policial y judicial emprendida en España tiene como punto de partida un fax de la Brigada Provincial de Información enviado antes de las 9 de la mañana del 11 de marzo de 2004 a la Audiencia Nacional como primera noticia, y convirtiéndose ésta en el primer folio de la instrucción del sumario Núm. 20/2004, de la que se hizo cargo, al estar de guardia, el Juzgado Central de Instrucción Nº6. Dentro de los primeros avances en la investigación resaltó el análisis exhaustivo de la bolsa bomba frustrada en la estación de El Pozo el día del atentado. Un policía, TEDAX, desactiva dicho explosivo al día siguiente y los elementos encontrados se incorporan como las primeras pistas del sumario: el detonador, el explosivo, un teléfono móvil y la tarjeta telefónica del mismo. Estos componentes condujeron hasta el lugar donde los explosivos fueron extraídos, Mina Conchita, ubicada en la localidad asturiana de Belmonte de Miranda, y también a la vivienda madrileña de Chinchón donde fabricaron las bombas y las escondieron hasta el día de los cruentos atentados. Por su parte, para la identificación de los sospechosos se utilizaron herramientas como el análisis de los restos biológicos (200 pruebas de ADN), 50 huellas dactilares y 50 archivos que fueron intervenidos en las cinco ubicaciones vinculadas al suceso. Los escenarios relevantes se corresponden con: 1. Chinchón; 2. Vehículo Renault Kangoo encontrado en la Estación de Alcalá de Henares; 3. Estación de Vicálvaro; 4. Leganés; 5. Mocejón.

Durante el procedimiento de instrucción se imputó a más de 100 individuos en un sumario que superó los 80.000 folios construyendo así los 241 tomos en los que se organizó la instrucción. En 2006, el Auto de conclusión del sumario contenía el procesamiento, por el Juez Juan del Olmo, de 29 presuntos partícipes (dos en calidad de autores, uno de cooperador necesario, siete de integrantes de organización terrorista, diez implicados en tráfico, transporte o suministro de explosivos y nueve colaboradores con organización terrorista), los cuales fueron ratificados por el Auto de apertura del juicio oral, quedando así fijada la fecha de comienzo del juicio el día 15 de julio de 2007.

El Magistrado Javier Gómez Bermúdez presidió el juicio de los atentados del 11-M

El Magistrado Javier Gómez Bermúdez presidió el juicio del 11-M en la Audiencia Nacional

El enjuiciamiento incoado por los atentados del 11M le correspondió a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional integrada por los Ilustrísimos Señores Magistrados D. Javier Gómez Bermúdez (Presidente), D. Fernando García Nicolás y Don Félix-Alfonso Guevara Marcos. Como era previsible, el juicio tuvo unas dimensiones de defensa y acusación descomunales: 26 abogados defensores y 23 letrados al frente de la acusación. Finalmente, el día 2 de julio de 2007, Gómez Bermúdez declaró el juicio “visto para sentencia”, después de más de cuatro meses de incontables sesiones que tuvieron lugar en el pabellón de la Audiencia Nacional habilitado ‘ad hoc’ en la Casa de Campo de Madrid. Se practicaron 30 ruedas de reconocimiento, más de 40 careos y se tramitaron más de una docena de comisiones rogatorias a otros países.

Tres años y tres meses después del trágico día, la Audiencia Nacional dictó sentencia avalando, en líneas generales, la teoría oficial mantenida a lo largo de la causa judicial, excepto por la falta de pruebas que consideró frente a la presunción de que Al Qaeda estuviera detrás. Los presuntos autores intelectuales (El Egipcio, Haski y Yusef Belhadj), pese al esfuerzo de la Fiscalía, no fueron directamente condenados por el atentado.

El Tribunal Supremo, revisa la sentencia en julio de 2008, cuyo resultado se concreta en la modificación de cinco penas a la baja, la absolución de 4 condenados por la Audiencia Nacional, y la condena de un exonerado. Se refuerza la idea de que los autores del atentado sí tenían “dependencia ideológica” de Al Qaeda, aunque siguen manteniendo que no se puede probar “relación alguna de carácter jerárquico con otros grupos o dirigentes de esa organización”. El juicio del 11-M adquirió sentencia firme contra 18 condenados.

El Tribunal Supremo dicta sentencia firme a dieciocho condenados

El Tribunal Supremo dictó sentencia firme a dieciocho condenados

Actualmente, con tres causas abiertas aún relacionadas con el 11-M, se conservan dudas de base sobre lo sucedido aquél día. Ni los autores directos, ni los intelectuales, ni el arma de los atentados, ni la misma actuación policial se libran de la inquietud que aún está latente en los allegados de las víctimas, que nunca acabaron de dar el beneplácito a una sentencia que les trasladó más interrogantes que respuestas.

Vía| El País ; El Mundo

Imagen| PortadaMagistrado ; Condenados

En QAH| El Caso Matesa ;  La familia Clutter

RELACIONADOS