Salud y Deporte 


Ejercicio, la medicina del siglo XXI

Un problema generalizado en la sociedad es pensar que la primera opción para el tratamiento de una serie de patologías es el farmacológico. Siempre guardando la precaución de no interferir en las competencias de los médicos, es necesario cambiar el pensamiento instaurado en la sociedad de tomar el ejercicio como una recomendación sin una rigurosidad ni planificación, a comprender que, como ya se ha demostrado, la prescripción individualizada de ejercicio produce mejoras en sujetos con patologías cardíacas, respiratorias y del aparato locomotor entre otras.

salud-y-deporteNo existen, o por lo menos no deberían existir, discrepancias en que los profesionales mejor formados en prescripción de ejercicio son los Licenciados y Graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte a los que realmente les apasiona controlar los efectos beneficiosos que el ejercicio puede tener prescrito de la forma adecuada sobre la calidad de vida de las personas. A pesar de ser un colectivo que suele pasar desapercibido por diferentes motivos, entre los que se encuentra el pensamiento estigmatizado del profesor de educación física que pone a correr a sus alumnos sin más planificación, o la imagen que dan personajes televisivos como Osmin o Pilar Rubio, aportando una perspectiva distorsionada y esperpéntica de la importancia y aplicación que tiene el ejercicio físico, se está avanzando en la perspectiva correcta gracias al reconocimiento de la relevancia que tiene por parte de grupos del ámbito sanitario , y de los profesionales del deporte que realmente tienen una vocación y continúan con una formación específica orientada a la mejora de la calidad de vida de la sociedad que les rodea.

Gym, Fitness, healthy lifestyle

Ejercicio, la medicina del siglo XXI

Tuve la suerte de asistir al congreso de la FEMEDE (Federación Española de Medicina del Deporte) celebrado en A Coruña entre el 26 y el 29 de noviembre, donde  uno de los asistentes, con una amplia experiencia en medicina deportiva, el Doctor Manuel Avelino Giráldez, ponía el siguiente ejemplo para justificar la relevancia que una correcta prescripción de ejercicio conllevaría. El médico cuando prescribe una receta aporta cantidades exactas de los compuestos, como podría ser (inventada y no recomendada para ningún caso):

  • Diclofenaco 50 mg una vez al día durante 2 semanas.
  • Iboprufeno 500 mg 3 veces al día hasta acabar la caja.
  • Algo de ejercicio.

Es una receta que fácilmente podría llevarse un algún paciente a casa, y todo el mundo la vería normal. Pero vayamos un poco más lejos y pongamos el siguiente caso, en el que un médico hipotéticamente recete el siguiente ejemplo:

  • Algo de diclofenaco.
  • Algo de iboprufeno.
  • Algo de ejercicio.

En este caso veríamos una aberración y nos encontraríamos perdidos a la hora de tener que tomar la medicación. No existe una dosis establecida, no conocemos las veces que se debe tomar ni durante cuanto tiempo.

Traslademos entonces este ejemplo al ejercicio físico. Los efectos que tiene sobre el organismo de las personas están más que demostrados, pero hemos de tener en cuenta que los efectos, al igual que con los fármacos, ha de ser aplicado en la dosis adecuada y con pleno conocimiento de las circunstancias individuales de cada sujeto. Dentro del trabajo integrado del equipo que vela por salud física, social y mental que rodea la población nos encontramos a médicos, fisioterapeutas, psicólogos, educadores sociales, terapuetas ocupacionales, entre otros, pero siempre se deja de lado a la persona que está formada en la materia para llevar un control de los entrenamientos que debería seguir un paciente con hipertensión, en rehabilitación cardíaca, sobrepeso y demás casos en los que el ejercicio actuaría reduciendo los factores de riesgo para la salud.articulos_pacientes

En definitiva, está claro que lo mejor para la salud de la población es la integración de disciplinas controladas por los diferentes profesionales,entre las cuales el ejercicio físico juega un importante papel. Tener muy claras las líneas que separan las competencias de cada equipo de trabajo y trabajar de forma conjunta podrá llevar a una intervención que podría conllevar los siguientes beneficios, entre otros:

  • Reducción de los gastos en intervención sanitaria.
  • Mayor conocimiento de las posibles intervenciones que se debieran llevar a cabo.
  • Aumento de los niveles de actividad física de la población.
  • Reducción de la incidencia de episodios clínicos derivados del sedentarismo.
  • Aparición de una conciencia social sobre la importancia de la actividad física en el día a día.
  • Mayor demanda de espacios verdes de carácter recreativo en ciudades colapsadas por la arquitectura urbanista.
  • Reconocimiento de la importancia que juega el profesional del deporte en la salud de las personas.

 

 

En colaboración con QAH| Juan Fariñas Rodríguez, redactor de Mundo Entrenamiento

Vía| XV congreso de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE)

Mas información| Mundo Entrenamiento

Imagen| Corazón de fármacos, Grupo de personas, Carrera con ECG

En QAH| Salud, el bien más preciado, Condición Física y Salud, Fuerza orientada a la salud, Ejercico: ¿Píldora antienvejecimiento?

RELACIONADOS