Salud y Deporte 


Ejercicio físico, ¿Arma contra el cáncer?

Que el ejercicio físico tiene un efecto protector contra innumerable cantidad de enfermedades es algo reconocido en la comunidad científica, existen numerosos ensayos en los que se investiga y analiza el efecto de la actividad física y el deporte como método preventivo y paliativo de numerosas dolencias.

El deporte en la lucha contra el cáncer

El deporte en la lucha contra el cáncer

Actualmente una de las enfermedades mas devastadoras y que más vidas arrasa en el mundo es el cáncer, sin importar de qué índole sea. La cura aún no descifrada para esta enfermedad podría encontrarse en el remedio más natural y antiguo de la historia, el movimiento y la actividad física.

Son numerosas las investigaciones relacionadas con los beneficios de la actividad física y el deporte, pero en concreto, ¿Qué podría hacer el deporte por las personas que padecen cáncer?

Según estudios publicados por la revista Medicine and Science in Sports and Exercise, “los niveles de ejercicio moderado y alto se asocian con un menor riesgo de morir por cáncer en comparación con aquellos sujetos que ejercitan menos su capacidad cardiorespiratoria. Su conclusión es que “este ejercicio puede proporcionar una protección contra la mortalidad por cáncer””

Estos muestran los resultados obtenidos tras un largo seguimiento de diez años a 26.000 sujetos de diversos rangos de edad, sanos y que padecían cáncer (no se incluía el cáncer producido o relacionado con el tabaco). Tras analizar cada uno de los patrones y evolución o desarrollo de cáncer en aquellos que lo padecieran se detectó que los que hacían ejercicio de intensidad alta y moderada tenían un 55% menos de riesgo de padecer cáncer o de morir por el cáncer que padecían, demostrándose que los sujetos que realizaban ejercicio físico de alta intensidad mejoraban indudablemente su capacidad cardiorespiratoria y que por lo tanto son menos propensos a morir o padecer cáncer.

Igualmente, numerosas investigaciones revelan que el ejercicio físico puede tener un efecto protector contra la aparición de ciertos tipos de cáncer, concretamente el cáncer de mama en mujeres y el de colon en hombres, así como efectos paliativos para aliviar los las consecuencias de las terapias tradicionalmente utilizadas como la quimioterapia y la radioterapia, reduciendo la fatiga, la ansiedad y la depresión, y aumentando como resultado el vigor, el VO 2 máx , la fuerza muscular, la condición física y la calidad de vida.

Debemos recordar aquello que la clínica médica pregona: no existen enfermedades sino enfermos, y aunque a muchos sujetos  les resulten beneficiosa ciertas terapias, otros no responden a ellas, por lo que quizás sería interesante investigar a fondo la influencia de técnicas o terapias físicas  y deportivas como escudo ante esta dramática enfermedad. En este caso, existe un camino abierto, difícil de transitar e investigar, y quizás sería interesante preguntarnos qué podemos hacer nosotros por evitarla y por modificar nuestro cuerpo mediante terapias físicas y deportivas que nos protejan ante semejantes amenazas.

 

Vía| sciencedirect

Más información| DeporteSalud, SaludMadrid

Imagen| Deporteysalud

En QAH| ¿Cómo medir la intensidad del ejercicio físico según la frecuencia cardíaca?Correr para vivir¿Como mejorar la producción y la salud en el trabajo?¿Qué son las endorfinas?

RELACIONADOS