Cultura y Sociedad 


Einstein y los niños

-¿Qué sostiene el sol y los planetas en el espacio?

-¿Usted se equivoca?

-¿Los científicos rezan?

-¿Qué hay  mas allá del espacio?

-¿Qué es el alma?

Estas son  algunas de las preguntas de niños de todo el mundo que fervientemente escribían a Einstein por correspondencia, con anhelo que respondiera a sus interrogantes. En otras cartas pedían una firma o foto  para coleccionar o para imagen de algún club de ciencia y es que a mediados del siglo XX, el físico ya gozaba de gran popularidad debido a la comprobación de la teoría de la relatividad.

Einstein: genio del siglo XX

Einstein: genio del siglo XX

Einstein  siempre mostró  interés por los pequeños,  le daba gusto que se interesaran por la ciencia porque junto con la música fueron sus grandes pasiones. En una ocasión afirmó que si no se hubiese dedicado a la física, seguro sería músico  ya que poseía un gusto por el violín y el piano. Pese a que no contaba con mucho tiempo libre  se tomó la gentileza de responder a algunos niños. Sus respuestas fueron sencillas y en ocasiones divertidas pues poseía  sentido del humor.

A continuación dos fragmentos de las respuestas a los niños:

Gracias por tu carta .Debo pedirte disculpas por estar todavía entre los vivos. Aunque bueno pronto se remediará tarde o temprano. 

Respuesta a una niña que cuestionaba la existencia del científico.

Los científicos creen  que todo lo que ocurre  se debe a las leyes de la naturaleza por lo tanto un científico no se siente inclinado a creer que el curso de los acontecimientos pueda ser influido por una plegaria, pero debemos reconocer que nuestro conocimiento actual es imperfecto. 

La postura de Einstein al interrogante de si los científicos rezan.

Para Albert  nunca fue de su agrado ser considerado como un genio, afirmaba que solo era una persona curiosa que, como un niño, constantemente se cuestionaba el porque de las cosas y es que en sus primeros años de edad, no se mostraba como una persona de grande intelecto sino todo lo contrario, pues no lograba sacar buenas notas en sus materias. Debido a este suceso llevó el mensaje a los niños de que no se preocuparan por sacar buenas calificaciones, que no era algo determinante para su futuro.

La figura de Albert Einstein muestra a una persona de imagen desparpajada y de carácter sencillo que nos incita a la generación de nuevas ideas que impulsen el desarrollo de conocimiento.

 

Vía|Querido Profesor Einstein

Imagen|Einstein

En QAH|10 lecciones que nunca olvidarás de Einstein, Haga como Einstein, rompa las reglas

RELACIONADOS