Economía y Empresa 


Educación y emprender

Educación y emprender

Emprender un proyecto propio requiere preparación, planificación y tomar decisiones. En un momento en el que se intenta fomentar el espíritu emprendedor en nuestra sociedad, resulta fundamental desarrollar habilidades para gestionar las ideas emprendedoras con elevadas tasas de éxito y supone un reto incorporarlo a los sistemas educativos.

 

La Unión Europea y las competencias

El modelo de enseñanza por competencias ha supuesto la introducción en el aula de un tema nuevo: el sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor. En la Unión Europea, las competencias clave en Educación fueron definidas por el Parlamento Europeo en 2006:

Competencias en Educación

Competencias en Educación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor

La definición de esta competencia es la de desarrollar la habilidad de la persona para transformar las ideas en actos. Está relacionada con la creatividad, la innovación y la asunción de riesgos, así como la habilidad para planificar y gestionar proyectos con el fin de alcanzar objetivos. Esta  definición es muy amplia, y es importante destacar que debe incluir también una concienciación sobre los valores éticos y, como indica textualmente, “promover la buena gobernanza”.

Como hemos señalado, la iniciativa emprendedora hace referencia al desarrollo de cualidades como la creatividad, la disposición a la innovación, la motivación por el logro y el liderazgo. La forma de definir sus indicadores es compleja.

La preocupación por introducir en el sistema educativo la formación en habilidades emprendedoras está relacionada con la necesidad de generar un modelo económico más activo en la creación de empresas.

Por el momento, los programas que se desarrollan en escuelas españolas son muy diversos y resulta complejo establecer con generalidad qué trabajo se está realizando. El modelo educativo por competencias permite entrenar determinadas habilidades, y entrenar las  habilidades emprendedoras es un reto que supone, además, avanzar contra-corriente a algunos aspectos culturales de nuestra sociedad.

Aprender a emprender es necesario. Nuestra sociedad tiene el grave problema de una tasa de paro juvenil inasumible y debemos conocer que los grandes motores generadores de puestos de trabajo son las pymes y los autónomos, que con su enorme esfuerzo contribuyen a crear riqueza.

En QAH| Aprender a emprender, Emprender tu proyecto, Las 20 mejores ciudades para emprender

 

RELACIONADOS