Cultura y Sociedad 


Edith Wharton : Un matrimonio de conveniencia con mucha literatura

Edith Newbold Jones  (Nueva York, 1862 – Saint-Brice, Seine-et-Marne, 1937) fue una una de las más notables novelistas estadounidenses.

Edith Wharton

Publicó su primera novela, El valle de la decisión, en 1902. Desde entonces, publicó casi un libro por año hasta su muerte. 

Su mejor novela, La edad de la inocencia (1920), constituye un retrato de los prejuicios sociales imperantes en Nueva York.  Esta obra fue Premio Pulitzer (siendo la primera mujer en recibir este galardón). Es bien conocida la adaptación al cine  en 1993 por Martin Scorsese. Con Angelina Jolie y Edith Wharton, que usó hasta la muerte el apellido de su marido y fue una de las escritoras más libres de su época. Uno de los motivos más importantes  por los que pudo desarrollar su escritura fue su matrimonio.

Su familia tenía un gran capital y alto estatus. El prometido de Edith estaba al mismo nivel, pero la abandonó repentinamente cuando ya estaba fijada la fecha de boda. En aquella época esto no solo era un choque emocional enorme, sino un caldo de cultivo para los cotilleos y el desprestigio de la joven abandonada. De este modo su situación en la escala social descendió enormemente.

Ella había tenido una educación exquisita en idiomas (gracias a los innumerables viajes de la familia), buenos modales y en Nueva York empezó a aficionarse a la lectura y la escritura. Estas actividades le sirvieron de refugio tras la humillación por parte de su ex prometido.

Pero no iba a quedarse encerrada en casa de sus padres, como era la costumbre en aquella época para “las solteronas”. Para emanciparse de algún modo, se casó en 1885 con Edward Teddy Wharton, que distaba mucho económicamente del nivel de Edith. Con el dinero de la joven viajaron, y rápidamente empezó su inmersión en los círculos culturales europeos. Así empezaron a publicarse sus obras. Primero un volumen sobre decoración de interiores, luego una colección de cuentos y más tarde llegaron las novelas.

La familia de Edith estaba escandalizada, pero su marido Teddy Wharton, que sufría problemas mentales, no haría nada por impedir que siguiera su vocación. El matrimonio, aunque de conveniencia (que fue un alto precio a la felicidad), había sido fructífero para ambos: él conoció la riqueza material, y ella pudo escribir cuanto quiso.

Fue la primera mujer doctorada en Letras por la Universidad de Yale y en 1930 fue nombrada miembro de la Academia Americana de Artes y Letras. Además, por servicios rendidos a Francia durante la I Guerra Mundial le fue concedida la orden de la Legión de Honor.

 

Vía| Biografías y vidas   , Revista Mercurio

Imagen| Edith Wharton

En QAH| ¿Quién fue Pamela L. Travers?, ¿Qué es el feminismo? (I): Introducción

RELACIONADOS