Patrimonio 


Edificios del Poder: El Palacio de la Moncloa

foto-de-la-casa-blanca

La Casa Blanca.

¿Qué sabemos acerca de este edificio? ¿Es necesario que un presidente del gobierno habite en un lugar concreto?

En un alto porcentaje de estados, el jefe del ejecutivo de una nación, suele residir en un determinado espacio o construcción. Normalmente esta residencia es escogida con el fin de proporcionar no solo una seguridad para la persona, sino también facilitar la concentración de posibles actividades administrativas del poder político, así como lugar de conferencias del presidente del gobierno.

La Casa Rosada.

Un gran número de construcciones con este carácter, se han convertido también en el símbolo del poder de una nación, refiriéndose al gobierno por el nombre del edificio en cuestión. El ejemplo más conocido es la Casa Blanca, lugar de residencia del presidente de los Estados Unidos, ubicada en la capital, Washington D.C. Como la mayor parte de edificios institucionales de los EE.UU, corresponde a un estilo neoclasicista, en este caso, un neopalladianismo. Ahora bien, a diferencia de otros edificios presidenciales, la Casa Blanca, fue construida con dicho fin. Otros famosos edificios presidenciales como la Casa Rosada en Argentina, (un antiguo edificio de Aduanas) donde se encuentra el despacho presidencial; la Casa Pizarro en Perú, (la cual ha recibido numerosas modificaciones debido a los innumerables terremotos soportados);  el Zhongnanhai en China (formaba parte del complejo de la Ciudad Prohibida); o el número 10 de Downing Street en Inglaterra (conjunto de 3 casas, regalo de Jorge II a Robert Walpole), fueron posteriormente reconvertidos en sedes del poder ejecutivo, por lo que se han llevado acabo diversas reformas de acondicionamiento.

Palacio de la Moncloa.

La sede de gobierno en España es el Palacio de la Moncloa, un edificio que fue destruido durante la guerra civil española, y reconstruido en la década de los 50, gracias al arquitecto Diego Méndez. Por ello, el actual complejo de la Moncloa, posiblemente poco tuviera que ver con el original. Si bien es cierto, Méndez se inspiraría en la famosa Casita del Labrador, de estilo neoclásico, ubicada en Aranjuez. Tomar como ejemplo para la reconstrucción este edificio, se debe a que, su arquitecto Isidro González Velázquez, sería el mismo que durante el reinado de Carlos IV en 1816, se haría cargo de la restauración del Palacio de la Moncloa, que en esos momentos entraría a formar parte de los Reales Sitios. La adquisición de este palacio y sus terrenos adyacentes por la casa Real,  se debió a la muerte de la Duquesa de Alba, (reconocida por las pinturas de Goya) sin descendencia. Anteriormente otros propietarios albergaron estas tierras como el Marqués del Carpio.

Casita del Labrador.

El uso de ladrillo para levantar los muros, y sillares realizados en granito para los zócalos, sigue el ejemplo de la Casita del Labrador, la cual es decorada con elementos ornamentales en escayola. Poco a poco el Palacio de la Moncloa ha sido ampliado y acondicionado a las circunstancias del momento, cuando es elegido como lugar de residencia del presidente del gobierno español en 1977, Adolfo Suarez. Su ubicación a las afueras de la ciudad de Madrid proporcionaba un mayor control de seguridad. En la actualidad el complejo está compuesto por un total de 13 edificios, y varias hectáreas de terreno que compone sus impresionantes jardines. Por otro lado, también se realizó la construcción de un bunker de seguridad, para casos extremos, de posibles atentados contra el presidente, tras el 23 de Febrero de 1981.

El Palacio también alberga una gran cantidad de obras de arte, entre las que destacan pinturas de Raphael Mengs, o diversos cuadros de Joan Miró. Por otro lado, los muebles más antiguos de época neoclásica se han conservado, aunque si bien es cierto, cada familia presidencial que lo ha habitado, ha realizado sus decoraciones personales.

Palacio de la Moncloa, destruido durante la Guerra Civil.

Este edificio no fue el primero que albergó la residencia presidencial en España; durante la Transición española, el primer presidente del gobierno español de la democracia, Adolfo Suarez, habitó un palacete ubicado en el centro de la capital; el conocido como Palacio de Villamejor, adquirido por Alfonso XIII para la celebración de la Presidencia del Consejo de Ministros. Será reformado por el mismo arquitecto que realizó la reconstrucción del Palacio de la Moncloa, Diego Méndez. Durante la democracia será usado como residencia presidencial, pero su ubicación dificultaba las tareas de seguridad, por lo que pronto se trasladó a la Moncloa. Así posteriormente, los presidentes del gobierno de España, han ido ocupando este palacete en sucesivas legislaturas, aunque muchos de ellos siempre renegaron a la hora de cambiar su residencia.

 

Vía| Juan Antonio. Historia del Arte: El mundo contemporáneo, Alianza editorial, Madrid. Palacio de la Moncloa.

Imagen| La Casa Blanca, La Casa Rosada, El Palacio de la Moncloa, Casita del Labrador, P. Moncloa Guerra Civil.

 

 

 

 

 

RELACIONADOS