Cultura y Sociedad, Historia 


Eddy Merckx, el caníbal

Eddy Merckx escalando

Hoy en día la palabra ciclismo se está convirtiendo en un sinónimo de EPO y de atropellos mortales, como el de Iñaki Lejarreta, o la sentencia de la USADA sobre Lance Armstrong. Todo esto ensucia a este maravilloso deporte y esconde a los héroes de este espectáculo.

Uno de estos ciclistas, Eddy Merckx deslumbró al mundo ciclista a finales de 1960 y principios de 1970 con sus múltiples victorias, deslumbraba no solo al público, si no a sus rivales también. Este prometedor ciclista nació en Bélgica en 1945, hijo de una humilde familia trabajadora. Su padre aficionado ciclista, le inculcó este deporte por el que más adelante se decantaría profesionalmente. Durante sus primeros años como corredor amateur ganó 23 carreras, llegando a ser incluso campeón de Bélgica, lo que le permitió abandonar los estudios para incorporarse al ciclismo profesional. Sin duda alguna, pronto aparecería el mejor ciclista del mundo, se estaba gestando una gran figura.

Su apodo, el caníbal, hace referencia a que nunca daba una carrera por perdida, ni en los entrenamientos con su hijo Axel se dejaba ganar, en esos divertidos sprints, o como un corredor vasco coetáneo suyo cuenta que en una carrera que coincidio con Eddy, este no le dejó saborear la victoria en su propio pueblo, incluso en algunas grands buclés donde ganaba mas de un maillot (combinada, general, etc). Tal vez habrá miles de ejemplos más que contar.

Luis Ocaña y el canibal en plena ascención.

Luis Ocaña y el caníbal vigilandose

En su palmares, inagotable, destacan sobre todo sus cinco victorias en el Tour de Francia (1969-72 y 1974) y en el Giro de Italia (1968, 1970 y 1972-74), una en la Vuelta a España (1973) y sus tres maillot de rayas habiendo ganado el campeonato del mundo en ruta (1967, 1971 y 1974). A parte, sus victorias en las clásicas de primavera, como la Liega, Flecha Valona, San Remo y otras pequeñas vueltas como la Paris Niza, Setmana catalana, etc. Su mejor año fue en 1972, en el que logró el doblete Tour-Giro y 50 victorias entre las 127 carreras que disputó.

Durante el Tour y el Giro, se han visto enormes batallas en las carreteras, sobre todo en la alta  montaña, en esas duras ascensiones a Los Alpes y Pirineos. En el Tour de 1972 el español Luis Ocaña, casi sentenció el Tour, siendo primero desde la primera etapa, sin duda alguna, Ocaña era un rival distinto, había medrado este ciclista de Cuenca. Finalmente, Ocaña se retiró del Tour por enfermedad y en el puerto del Puy de Dôme, todos esperaban esa ansiada lucha que nunca llegó. Muchos energúmenos tildaron de culpable a Eddy y le golpearon el estomago con algunos puñetazos, ni el barro, ni la lluvia ni las excesivas pendientes habían sacudido tan fuerte la moral del caníbal.

 La retirada del mejor ciclista hasta el día de hoy llegó en el año 1978, en la que ganó en total 525 victorias en más de 1000 carreras que disputo debido a su ansia de ganar.

 

Vía| Articulos de E.Merckx

Más información| Etapas de leyenda en las montañas del Tour de Francia, ed: Vision Net, 2009.

Imagen| Eddy Merckx, Eddy Merckx y Luis Ocaña

En QAH| El caso Amstrong

 

RELACIONADOS