Economía y Empresa, Panorama Internacional 


Economía y soberanía – Las disputas limítrofes de Japón (I): Introducción

 

En la actualidad, los conflictos limítrofes de Japón viven un momento de distensión. Ocasionalmente adquieren mayor intensidad y ocupan el centro de la agenda mediática pero después, pasado el rebrote nacionalista, pasan nuevamente al olvido.

Aguas Territoriales de Japón

Japón está enfrentado a China, Corea del Sur, Taiwán y Rusia por diversos espacios insulares que reclama como propios. El simple hecho de identificar las islas e islotes en disputa es una tarea compleja. Los territorios reciben nombres distintos según la perspectiva del país reclamante. Las islas Senkaku en Japón, son conocidas como Diaoyu en China y como Diaoyutai en Taiwán. Las rocas de Liancourt (según la geografía general) son conocidas como Dokdo en Corea del Sur y como Takeshima en Japón. Por último, las Islas Kuriles del Sur, según los rusos, son incluidas bajo la denominación de “Territorios del Norte” para los japoneses.

¿A qué se debe la existencia de tantos territorios en disputa? A excepción de los Territorios del Norte, que poseen una extensión de alrededor de 4.960 km2, las Islas Senkaku y los Islotes Takeshima tienen dimensiones exiguas. Por este motivo tal vez sea fácil hacer prevalecer en los motivos de disputa a factores de soberanía, nacionalismo o simplemente de posicionamiento geopolítico. Sin embargo, los motivos de disputa son más bien de tipo económico. Todos los territorios en conflicto son muy atractivos debido a los recursos naturales que existen en las aguas circundantes: pescado, gas y petróleo.

La configuración actual de Japón fue fijada por el Tratado de Paz de San Francisco (en vigor desde 1952). El problema territorial deriva en gran parte de las omisiones, ya sea intencionadas o no, de aquel instrumento del Derecho Internacional que se adoptó tras la Segunda Guerra Mundial.

Una solución a las disputas no se vislumbra con gran claridad. El ascenso de China (hoy segunda economía mundial), el posicionamiento de Corea del Sur como una potencia regional, el siempre presente activismo geopolítico ruso y el irrenunciable reclamo de una potencia marítima como Japón (cuyas aguas territoriales son doce veces su territorio insular) hacen que sea muy difícil lograr una salida igualmente aceptable para todos estos actores con múltiples intereses. Como las disputas no los enfrentan a todos entre sí, tal vez sea más adecuado un análisis pormenorizado de cada uno de los conflictos. Procederemos a examinar cada uno de los escenarios en las próximas entradas de esta serie.

Vía| Ministry of Foreign Affairs of Japan

Más información| Las Disputas Territoriales de Japón – Instituto Español de Estudios Estratégicos

Imagen| Journal of Marine and Islands Culture

RELACIONADOS