Reflexiones 


Economía ecológica (II): la escala sostenible

 

“La tarea del economista ecológico es la de resolver problemas complejos y contribuir a un mundo que sea ambientalmente sostenible, socialmente justo y económicamente eficiente.”

Así empezaba el artículo anterior, en el que hacía una introducción sobre esta incipiente disciplina que trata de resolver los problemas que otras disciplinas de forma aislada no pueden. Aquí, intentaré crear una idea-reflexión alrededor del concepto Escala Sostenible.

En nuestro caso, la palabra escala hace referencia al tamaño del sistema económico con relación al del ecosistema que lo sostiene. Es decir, una escala sostenible requiere que el rendimiento de una economía esté dentro de la capacidad regenerativa y de absorción del ecosistema. Así, el Cambio Climático ocurre porque el dióxido de carbono generado por nuestro consumo actual de combustibles fósiles es mayor de lo que el ecosistema global puede absorber. Igualmente, la pérdida de bosques o de peces en los mares se debe a que cortamos y pescamos a un ritmo superior al de la tasa de regeneración.

Por contra, el término usado en la economía convencional es el de punto o escala óptima, escala que solo contempla parámetros puramente económicos. Este punto óptimo se alcanza cuando coste marginal es igual a beneficio marginal. Llegado a este punto o escala, producir una unidad más de producto supone más coste que ingreso y por tanto deja de ser beneficioso. El resto de parámetros (sociales, de salud, medioambientales, etc.) no se tienen en cuenta.

¿Qué es una escala sostenible?

¿Qué es una escala sostenible?

Esto es lo que yo aprendí en los estudios de Administración de Empresas sobre el punto o escala óptima. Algo nos enseñaron sobre las externalidades, positivas y negativas, pero nadie se interesó en explicar las implicaciones que el uso de la escala óptima en la producción podía provocar en el resto de partícipes del entorno.

Dadas estas definiciones, considero que es necesario reflexionar sobre la importancia de abarcar nuevos retos dentro de la economía y la ordenación de sus relaciones con el medio.

Se trata de un cambio complejo y prolongado que me gustaría ilustrar poniendo las ciudades en el punto de mira haciendo mención a unas palabras de Salvador Rueda Palenzuela, Director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona; el actual proceso global de urbanización supone tal consumo de recursos y contaminación, que su impacto en los ecosistemas nos lleva a una situación que no nos asegura el futuro. “Las ciudades son los sistemas que más impacto generan en el Planeta, y por eso, sabemos que la batalla de la sostenibilidad la vamos a ganar o la vamos a perder en base a la organización y la gestión urbanas que desarrollemos a partir de ahora.”

¿Estará el Sr. Rueda Palenzuela en lo cierto?

Vía| Ecological Economics. Joshua Farley, Jon D. Erickson, y Herman E. Daly 2005. USBN 1-55963-313-1

Más información| Ciencia Posnormal, Ahora es el tiempo, Agencia de Ecología Urbana de Barcelona

Imagen| Economía Ecológica, Arbol

En QAH| Economía ecológica (I): atravesando la ciencia, El impacto de una persona en el MedioTrending Topic: Globalización, La pesca de los Rockefeller and company

RELACIONADOS