Cultura y Sociedad, Historia 


E.T.A. durante la democracia (II) 1975-2013

 

A finales de 1975, terminando el terrorismo etarra durante el franquismo, ETA estaba casi desmantelada, sin embargo empezó a reformarse y a reclutar numerosos militantes tras la muerte de Franco. De esta manera abrió una nueva lucha ofensiva que empezaría con gran violencia a partir de 1978.  Se produjo una división en dos secciones: ETA político-militar y ETA militar.

eta-no

Las manifestaciones que se han hecho en la sociedad fueron tan importantes que se formó el Foro de Ermua.

La nueva sección ETApm organizó su nueva estrategia en la VII Asamblea, que se celebró en septiembre de 1976, en esta reunión se formó un nuevo brazo político, el Euskal Iraultzako Alderdia (EIA) que formó parte en la coalición Euskadiko Ezkerra, apoyado sin duda por ETApm. En la parte de ETAm los grupos afines participaron electoralmente en la coalición de Herri Batasuna creada en 1978. Tras las numerosas amnistías y treguas se iban liberando presos etarras, sin embargo no cesó la acción militar y sus atentados. Por otro lado, en 1982 gran parte de la sección ETApm se pasó a ETAm, por lo que desapareció y se fundó la única ETA.

Una vez aprobada la Constitución española en 1978, ETA basó su inspiración en las guerras revolucionarias del Tercer Mundo, fue su periodo revolucionario. Empezó sus acciones terroristas como el símbolo e inicio de su incesante lucha armada. Con este nuevo impulso revolucionario a través de ETA, al pueblo vasco le vino como anillo al dedo el proceso de independencia del Estado español. Durante el paso político de transición de la dictadura a la democracia, en el que el gobierno español se enfrentaba a numerosas dificultades, podría ser el momento más preciso y oportuno que mejor les venía para poner en práctica la independencia del País Vasco, una medida totalmente oportunista. Sin embargo esta estrategia quedo totalmente negada tras la consolidación de la democracia y el establecimiento del sistema autonómico. La idea o esperanza de que esto se llevara a la realidad y la consideración de que era factible una insurrección popular en el País Vasco dejó de ser creíble incluso para los ideólogos más fanáticos.

miguel angel blanco

El asesinato de M. A. Blanco conmocionó a la sociedad española por la brutalidad de E.T.A.

La disminución tanto moral como física de ETA fue aumentando a lo largo de los años, este debilitamiento se debió a dos factores determinantes: operativos y políticos. Si tomamos en cuenta el factor operativo y lo analizamos, destaca ante todo una acción más eficaz de las fuerzas de seguridad españolas. Este factor de gran importancia sustituyó al antiguo método que había años atrás, que se basaba en unas detenciones indiscriminadas. Ahora se hacía mediante una intensa labor de información que llevaba a la detención de los cabecillas de los comandos terroristas, hasta culminar su extinción. Otra gran aportación fue el inicio de una efectiva cooperación antiterrorista entre España y Francia. En el campo político fueron dos aspectos de gran importancia, por un lado la autonomía del País Vasco y por el otro el que los partidos nacionalistas no vieron con buenos ojos la idiosincrasia de ETA. Como ejemplo se puede citar el pacto antiterrorista de Ajuria Enea, en 1988, firmado por todos los partidos democráticos vascos, nacionalistas y no nacionalistas, este pacto se mantendría en vigor hasta principios de los años noventa.

Entre todos los asesinatos que cometió ETA en la democracia, que fueron 829 víctimas, tal vez el que más haya impactado a la sociedad fue el de Miguel Ángel Blanco, economista y concejal del Partido Popular, que fue secuestrado y luego asesinado tras no aceptarse las exigencias de la banda terrorista. La manifestación contra este secuestro y posterior asesinato, marcó un antes y un después en la postura social ante el terrorismo. En la localidad vizcaína de Ermua, nació el Espíritu de Ermua, que se convirtió en un referente social en la lucha contra el terrorismo.

Hoy en día el final de ETA está más cerca, ya que ha anunciado el fin de la lucha armada y su acción violenta, sin embargo este final no se sabe si podría ser un pacto político para conseguir la liberación de los terroristas encarcelados.

 

Vía| E.T.A durante la democracia.

Más información| Autores: SAN SEBASTIAN, Isabel y GURRUCHAGA, Carmen, “El árbol y las nueces”, Editorial: TEMAS DE HOY.

Imagen | M. A. Blanco; ETA-no

En QAH| E.T.A durante el franquismo (I) 1959-1975

 

 

 

RELACIONADOS