Filosofía, Reflexiones 


Dudemos… hasta estar seguros

 

En esta entrega quiero hablarles del escepticismo:

Cuestionar

El término “escéptico” se aplica comúnmente a las personas con tendencia a dudar de ciertas creencias aceptadas, o a personas habituadas a desconfiar de la gente o de las ideas en general. Puede ser entendido como un estado mental de someter a prueba, de dudar de todo hasta encontrar algo seguro. Claro está, esta tendencia puede caer en los extremos de dudar absolutamente de todo con independencia de las razones para hacerlo, es decir, sin ningún fin detrás.

Una de las consecuencias de este escepticismo extremo es que el argumento para descreer de todo pierde su efecto, ya que, por ejemplo, una afirmación tal como “todo esto no es cierto”, o “todo lo que creo es cuestionable” por el hecho mismo de dudar de todo entra en la duda misma, se abre el juego a una circularidad de los argumentos que no tiene salida posible. Si todo es partícipe de dudar y nada es cierto, el mismo argumento que postulamos para dudar inicialmente también lo es.

Volviendo a una actitud filosófica del escepticismo como actitud mental fructífera, podemos decir que el escéptico filosófico no pretende elevar los criterios de lo creíble o verdadero a escalas inalcanzables, sino más bien intenta cuestionar nuestro derecho a pretender algún conocimiento seguro. Actitudes como las del filósofo moderno francés René Descartes intentan por medio de la duda como método, construir un camino novedoso y seguro para sentar las bases de un edificio del conocimiento seguro.

Descartes se pregunta ¿Cómo tener la certeza de que lo que

Descartes – Filósofo Moderno

nosotros creemos que es verdad lo es auténticamente? ¿Cómo tener la certeza de que lo es? ¿Cómo sabemos que no nos engañamos? En otras palabras, el problema  no es que exista la verdad, sino que nosotros podamos reconocerla, que nuestra razón, nuestro pensamiento, etc.,  nos permitan alcanzar verdades indubitables.

El filósofo moderno nos dice: si puedo dudar de todo, ¿de qué cosa puedo estar seguro? De la única cosa que puedo estar seguro –llega a la conclusión- es de mi duda misma, de que yo estoy aquí dudando, y si dudo existo”. Si dudo, tengo capacidades intelectuales, pienso, y si pienso, entonces existo. De esta certeza paradójica, la certeza de la duda, nace el pilar firme del pensamiento moderno “cogito ergo sum”, pienso, luego existo.

El legado que nos ha dejado este filósofo nos alienta a desconfiar prudentemente de lo que instauran las autoridades, de la tradición, de lo que nos cuentan. Tenemos que buscar la certeza a partir de lo que nosotros mismos podemos desarrollar, el camino es personal, propio, en primera persona.

Hasta la próxima…

 

Vía| La Aventura del Pensamiento , 50 Cosas que hay que saber sobre filosofia

Imagen|Dudar ,  Descartes

En QAH|¿Qué nos lleva a filosofar? Fuentes del filosofar ¿Está la filosofía al alcance de todos?

RELACIONADOS