Economía y Empresa 


Dos criterios de selección de inversiones fáciles de usar

Selección de inversiones
En sentido económico invertir significa utilizar fondos financieros para adquirir bienes de producción con la intención de aumentar la capacidad productiva de una empresa. Este proceso de inversión pasa por evaluar dos aspectos: ¿que fuente financiera se va a utilizar? y ¿Qué inversión es la más adecuada?

Para dar respuesta a la primera pregunta deberemos seleccionar una fuente financiera de entre todas las que puede utilizar una empresa: aportación de capital social, prestamos, créditos, leasing,…

Pero antes de buscar financiación necesitamos saber cuanto necesitamos. Para ello tenemos que seleccionar la inversión más adecuada siguiendo diferentes criterios.

Proceso temporal de un proyecto de inversión

Toda inversión requiere un desembolso inicial. Después se producen una serie de cobros y pagos periódicos derivados de la inversión. La diferencia entre cobros y pagos son los flujos netos de caja generados por la inversión.

Siendo A la inversión inicial, y Q el flujo neto de caja resultante de la diferencia entre Cobros y pagos en cada periodo, la representación gráfica del proceso temporal de un proyecto de inversión quedaría de la siguiente manera:

seleccion de inversiones

Criterios de selección de inversiones

Encontramos dos grandes grupos: criterios estáticos y criterios dinámicos. Su diferencia radica en si se tiene o no en cuenta el tiempo o plazo de los flujos de tesorería generados por la inversión.

Criterios estáticos

De entre los criterios estáticos, es decir, los que no tienen en cuenta el paso del tiempo, el más sencillo de utilizar es el “plazo de recuperación o pay back”. Todos hemos oído decir alguna vez a alguien la frase: “esta inversión se recupera en 4 años…”. El pay back es el tiempo necesario para que los flujos netos de caja igualen la inversión inicial. En caso de evaluar más de una alternativa, seleccionaremos aquella con menor pay back.

Por ejemplo, si nuestra máquina nueva ha supuesto una inversión de 10.000 € y los flujos netos de caja generados durante los 4 años de vida útil han sido, respectivamente, 5000 €, 5000€, 2000€ y 3000€, nuestro plazo de recuperación de la inversión es de 2 años.

La ventaja de este método es su simplicidad de cálculo. Sin embargo, su gran desventaja es que no tiene en cuenta los flujos netos de caja posteriores al del plazo de recuperación, pudiendo rechazar proyectos de inversión más rentables, pero con un plazo de recuperación superior.

Criterios dinámicos

Estos criterios tienen en cuenta el paso del tiempo, por lo que los flujos netos de caja más recientes tendrán más valor que los más alejados en el tiempo. El método más frecuente en el Valor Actual Neto, que consiste en actualizar todos los flujos netos de caja al momento presente. Para ello utilizamos una tasa de actualización y la ley financiera de interés compuesto. Aquellas inversiones con un VAN negativo quedarán automáticamente excluidas, por no ser rentables. En caso de evaluar más de una alternativa de inversión, se seleccionará aquella con mayor VAN. Una desventaja de este método es la selección de la tasa de actualización, que puede ser más o menos arbitraria.

van

Usando el ejemplo anterior, y suponiendo una tasa de actualización del 5% el Valor actual neto quedaría de la siguiente manera:

ejemplo van

El Valor Actual Neto resultante es de 3492,83 €, por lo que la rentabilidad de la inversión está garantizada.

Estos 2 métodos no son los únicos que podemos utilizar para evaluar la idoneidad de una inversión. Sin embargo, son lo suficientemente sencillos para poder hacer una primera aproximación y descartar, en un primer memento, alternativas menos rentables. Aunque la última palabra siempre estará en manos del emprendedor o empresa que va a invertir.

Via|Economía de la empresa. 2º Bachillerato – Andrés Cabrera Bautista
Imagen| Elaboración propia

RELACIONADOS