Especial Cervantes, Patrimonio 


Dos Casas Museo para Miguel de Cervantes

Este breve homenaje que rendimos a Miguel de Cervantes desde la sección de Patrimonio no estaría completo sin hablar de dos Casas Museo vinculadas a su persona. Se trata de la Casa Natal de Cervantes de Alcalá de Henares y el Museo Casa de Cervantes de Valladolid, dos instituciones que parten de una misma idea, que Cervantes las habitó en algún momento de su vida, para recrear los ambientes de mediados del siglo XVI y comienzos del XVII respectivamente.

casa

Exterior de la Casa Natal de Cervantes en Alcalá de Henares

La Casa Natal de Cervantes, situada en la céntrica calle Mayor de Alcalá de Henares, es en sí misma una reconstrucción, ya que el edificio fue levantado en 1956 con la intención de que albergase el museo, intentando imitar la arquitectura del edificio primigenio, entonces destruido. Según el escritor Luis Astrana Marín, autor de una biografía de Cervantes en siete volúmenes, Cervantes habría nacido y pasado sus primeros años allí. Además, en sus inmediaciones se encontraba el Hospital de Antezana, donde trabajó el padre de Miguel de Cervantes, Rodrigo de Cervantes. El museo se abrió al público en 1956 no sólo como museo, sino también como biblioteca cervantina.

El museo intenta recrear los ambientes de la segunda mitad del siglo XVI y comienzos del XVII a través de salas como el “Estrado de las damas”, la cocina, la botica o el tocador donde se exponen piezas como pinturas y muebles tanto del siglo XVI como XVII.

Aspecto actual del Museo Casa Cervantes de Valladolid

Aspecto actual del Museo Casa Cervantes de Valladolid

En el caso del Museo Casa Cervantes, nos encontramos con un edificio construido por iniciativa del apoderado del Ayuntamiento de Valladolid, Juan de Navas, en 1601, con vistas a su alquiler durante el traslado de la Corte a Valladolid entre 1601 y 1606. Precisamente uno de sus inquilinos sería Cervantes junto a su familia, que en 1604-06 permaneció allí debido a su desempeño como recaudador de impuestos. Y en 1605 será cuando vea la luz la primera parte del Quijote.

Sin embargo, la casa no despertará realmente interés hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando se sepa, a través de documentación de archivo, que Cervantes residió allí. De hecho, durante los siglos anteriores, el edificio había seguido siendo empleado como vivienda y se encontraba en estado ruinoso. De este modo, en el último tercio de siglo se decidió dedicar a fines culturales, siendo sede del Ateneo cervantino y la Sociedad Cultural “La Casa de Cervantes”.

Una de las salas del Museo Casa de Cervantes en Valladolid.

Una de las salas del Museo Casa de Cervantes en Valladolid.

El gran impulso para su creación como museo vendrá del rey Alfonso XIII, el fundador de la Hispanic Society of America Archer Huntington y el Marqués de la Vega Inclán. Así, se comprarán la casa y otros edificios contiguos y se restaurarán. Se instalará allí una Biblioteca Popular Cervantina y en 1948, ya donada al Estado, se inaugurará como museo de manera oficial. En la actualidad, a través de sus salas, pueden verse muebles de época recreando ambientes y pinturas de los siglos XVII y XIX entre otros objetos.

Se trata, por tanto, de dos lugares imperdibles en este año cervantino para conocer mejor no sólo al autor del Quijote y las Novelas ejemplares, sino también los ambientes en los que Cervantes vivió y compuso sus obras.

Vía| Museo Casa Cervantes, Museo Casa natal de Cervantes.

Imagen| Cervantes, Exterior de la Casa Natal, Exterior Museo Casa, Interior Museo Casa.

En QAH| ¿Dónde nació Cervantes?

RELACIONADOS