Patrimonio 


¿Dónde están las artistas? (II): Niki de Saint Phalle

aa1nikiSiguiendo con la serie “¿Dónde están las artistas?” hoy hablamos de Catherina Marie-Agnes de Saint-Phalle, más conocida como Niki de Saint-Phalle, nacida el 29 de octubre de 1930 en Francia.

Sus inicios profesionales estuvieron en el mundo de la moda como modelo fotográfica, pero pronto comenzó a pintar con un estilo expresionista y totalmente autodidacta. Niki fue una mujer apasionada por la belleza y caracterizada por unas creaciones algo infantiles, en ocasiones delirantes. Su obra no es fácil de clasificar en ningún estilo puesto que le gustó provocar y experimentar, a través de diversas técnicas, materiales, conceptos…

Sus figuras escultóricas son fácilmente reconocibles por la redondez de sus cuerpos, en su mayoría femeninos, que pueden evocar a los desnudos de Botero (salvando las distancias) y que nos traen a la mente su obsesión por la maternidad.

Niki de Saint Phalle fue una de las artistas femeninas y feministas más reconocidas y prolíficas de nuestro tiempo, aprendió a pelear contra el rol reservado a las mujeres y contra una infancia, marcada tristemente por el abuso sexual de su padre y por la lejanía de su madre. Parece que todo su tormento vital necesitaba fluir, encontrar un cauce para gritar en silencio, así en sus primeras obras lleva a cabo una catarsis en la que deja salir toda la agresividad y la violencia que tiene reprimidas y le sirven para afrontar una depresión que nunca llegó a curar del todo. Así nacen sus “Tirs” o Pinturas disparadas, cuadros en los que dispara al lienzo produciendo efectos aleatorios y llenos de violencia.

Tirs

Ejemplo de Pintura disparada

En 1955 un viaje suyo a Barcelona le llevó a descubrir a Gaudí, artista que detonó en ella la necesidad de llevar a cabo un jardín escultórico, algo que logró casi al final de su vida, siendo la primera mujer en crear un parque escultórico.

Después de su catarsis pictórica Niki realizó obras tan conocidas y transgresoras como las “Nanas” figuras femeninas coloristas y voluptuosas, en contraposición con la oscuridad de su primera etapa.

Ella es una catedral

‘Ella es una catedral’, instalación de 1966, en Estocolmo.

De todas las Nanas la más provocadora es “Ella es una catedral”, figura femenina embarazada de enormes dimensiones (29 metros de largo) a la que se podía acceder a través de su vagina y que recibió multitud de críticas, tantas que fue clausurada tres meses después de su inauguración por las presiones recibidas. 

Hasta el final de sus días Niki siguió esculpiendo con poliéster, material tóxico que le causó el enfisema  que le llevó a la muerte en 2002. Niki fue sin duda una luchadora extravagante y colorista que quiso cambiar el mundo a través del arte.

 

Vía| Cuando el deporte se hace arte.

Imagen| Niki de Saint Phalle, Tirs, Ella es una catedral

En QAH| ¿Dónde están las artistas? (I): Louise Bourgeois

RELACIONADOS