Patrimonio 


¿Dónde están las artistas? (I): Louise Bourgeois

Louise BourgeoisCon este artículo nos gustaría comenzar una serie de varias entradas en los que queremos dar a conocer la figura de la mujer en el mundo del arte.

También en este sector que se supone abierto, transgresor, integrador y/o provocador el papel de las mujeres es un gran desconocido. Queremos reivindicar el papel femenino en el mundo del arte más allá del de meros “floreros” u objetos de representación. Es posible que no estén todas las que son, pero con total seguridad serán todas las que estén.

Comenzamos esta serie con Louise Bourgoise por ser una luchadora en un mundo que consideraba de hombres, tal y como expresaba ella misma:

Una mujer no tiene lugar como artista hasta que prueba una y otra vez que no será eliminada.”

Maman de Louise Bourgeois

Maman (1999)

Louise Bourgoise (nacida el 25 de diciembre de 1911) es una de las escultoras más influyentes de este siglo, conocida como  “la Mujer Araña” por su constante representación de estos animales que ocupan un lugar predominante en sus obras. Con sus arañas Louise pretende hacer referencia a una característica que considera inherente a la maternidad, protectora pero al mismo tiempo de naturaleza depredadora.

Louise comienza su carrera artística pintando, pero pronto se da cuenta que su verdadera vocación es la escultura tal y como dijo “No soy lo que soy, soy lo que hago con mis manos”.

Todo su trabajo se basa en su experiencia, en sus traumas, en sus vivencias; en él queda patente la difícil relación con sus progenitores, la exploración de la sexualidad, el trauma que le supuso conocer la infidelidad de su padre o la complicidad de su madre con esa situación.

Una artista influida por diferentes corrientes, a partir de los años sesenta comienza a crear sus famosas esculturas de metal de grandes dimensiones por las que se le reconoce internacionalmente y en 1982 el MOMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) le dedica una retrospectiva, siendo la primera vez que dedican una retrospectiva a una mujer artista.

Bourgeois también fue una activista muy comprometida con el colectivo LGTB (Lesbiana, Gay, Transgénero, Bisexual) creando piezas como “Acepto” para la organización sin ánimo de lucro Freedom to marry, porque Bourgeois consideraba que “Todos deberían tener el derecho a casarse. Comprometerse a amar a alguien para siempre es algo hermoso.”

En resumen, Louise fue una artista llena de complejos, inseguridades y traumas heredados de su infancia que supo triunfar explorándolos y poniendo de manifiesto la belleza del lado menos bello de la vida.

Vía| Mama, Letras libres

Imagen| Maman, Fotografía de Louise Bourgeois

En QAH| Louise Bourgeois: catarsis del alma, ¿Dónde están las artistas? (II): Niki de Saint Phalle

RELACIONADOS