Economía y Empresa, Finanzas 


Dividendos y lavado de cupón

COPELas sociedades que cierran el ejercicio con beneficios pueden: repartirlos entre sus accionistas, amortizar deudas, provisionar, financiar proyectos de inversión, realizar reservas, etc.

Una sociedad que reparta beneficios entre sus accionistas puede realizarlo de forma total o de forma parcial. Al beneficio distribuido por acción es lo que denominamos dividendo. Al porcentaje de beneficio neto que se distribuye entre los accionistas como dividendo es lo que denominamos Pay-Out.

Existen sociedades que reparten beneficios una vez al año, mientras que otras anticipan parte de éstos. Es lo que se denomina dividendo a cuenta. Cuando se cierre el año económico se abonara un segundo pago al que se denomina dividendo complementario.

Cuando una sociedad distribuye dividendos, la acción pierde un valor equivalente al importe del mismo. De tal forma que al cierre del ejercicio el valor de la empresa y el de cada una de sus acciones se han incrementado debido al beneficio obtenido; pero cuando se produzca el abono del dividendo a los accionistas, dicha cantidad sale de las cuentas de la sociedad. Por tanto la empresa y las acciones valen menos que el día anterior al pago del dividendo.

Si la sociedad cotiza en bolsa sucede con frecuencia que los días anteriores al pago del dividendo las acciones suben, ya que hay gente que le interesa cobrarlo; y el día de abono del dividendo el precio de la acción suele bajar. Esto sucede por el llamado lavado de cupón.

Días antes del pago del dividendo podemos observar que se negocian volúmenes muy altos de acciones. Esto se produce por la venta a inversores no residentes (extranjeros) para que cobren el dividendo y luego se les compre las acciones a un precio menor al descontar la cotización el dividendo pagado.

La operación trata de evitar la retención fiscal que establece Hacienda para los residentes en España y que no se practica a los no residentes. De tal forma, Hacienda retiene una cantidad en concepto de pago a cuenta del IRPF, salvo la parte correspondiente a las acciones que estén en poder de inversores no residentes en nuestro país.

pagar menos pedir credito prestamo (1)A modo de ejemplo: una acción de la sociedad ‘’QAH’’ cotiza a 10 euros. Mañana pagará un dividendo de 0,25 euros. Vendemos la acción a 10 euros a un inversor extranjero y éste cobrara al día siguiente los 0,25 euros de dividendo. Ese mismo día la acción bajará en bolsa la cantidad abonada en concepto de dividendo tal y como hemos explicado anteriormente. Por tanto cotizará a 9,75 euros. Este el precio al que se pacta la compra. Hemos vendido a 10 euros y lo hemos comprado a 9,75: estamos ganando el 0,25 equivalente al dividendo sin retención y así evitamos la inmovilización de dicho capital. Esto es el lavado de cupón.

Cabe concluir que el dividendo se pagará a los inversores que tengan en su poder las acciones el día anterior al pago del dividendo. Los inversores que compren las acciones el mismo día que se pague el dividendo no tendrán derecho a dicho cobro, sino que lo será el vendedor el que cobre dicho dividendo.

Imagen | Financiación

En QAH | ¿Cómo se financian las empresas? | ¿Qué son las operaciones ”en corto” en la bolsa? | La política de dividendos  en las empresas |

RELACIONADOS