Cultura y Sociedad 


¿Disfrutamos plenamente?

amigos0314-100

¿Qué es disfrutar algo plenamente? ¿Sabemos disfrutar? ¿Cómo podemos hacerlo de forma eficaz? Por extraño que parezca, disfrutar plenamente de una experiencia positiva puede no resultar fácil.

Hace unos meses vi un video inspirador del filósofo y filmmaker Jason Silva sobre esta reflexión que me hizo decidirme a escribir sobre este tema. ¿Alguna vez te ha pasado que estás viviendo unos momentos tan felices que te invade un sentimiento de melancolía al pensar que se pueda acabar? ¿Has sentido que no disfrutabas plenamente de un acontecimiento o circunstancia ideal? Incluso te ha podido pasar que estos momentos de disfrute pudieran ser muy breves aunque tuvieras la oportunidad de seguir disfrutando de ellos.

Momentos de ocio, en familia o con amigos, vacaciones, viajar, conseguir trabajo y estabilidad, enamorarse… son circunstancias idóneas para disfrutar. Cualquier persona sana disfrutaría en estas condiciones; pero no todo el mundo sabe hacerlo plenamente ni lo hace de la misma forma. Definitivamente, hay personas que tienen mayor capacidad de disfrutar de lleno de las cosas. La anhedonia es el caso extremo de incapacidad para disfrutar de las cosas agradables o sentir placer. Consiste en la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. Se considera una falta de reactividad a los estímulos habitualmente placenteros y constituye uno de los indicadores más claros de depresión, aunque puede estar presente en otros trastornos, como la esquizofrenia o el Alzheimer.

Es pura casualidad que hace unos días, el día 20 de marzo, fuera el día mundial de la felicidad. Además, para más inri, se dice que los españoles están por debajo de la media europea en cuestión de felicidad. Sin embargo, no hablo en este caso de buscar la felicidad ni de aplicar fórmulas magistrales para ser felices, sino de algo tan sencillo como disfrutar y ser felices disfrutando de momentos reales que se nos presentan en la vida.

¿Cómo podemos disfrutar plenamente? Algunos consejos para hacerlo podrían ser:

No dejar que pensamientos negativos nos asalten interfiriendo en estos momentos.

Centrarnos en el momento presente con plena conciencia.

Atender y percibir poniendo nuestros cinco sentidos (vista, tacto, olfato y oído) y focalizándolos en esa situación.

No valorar ni cuestionar nada en ese momento.

Evitar pensar en que estos momentos puedan ser efímeros ni en el momento en que todo acabe.

Procurar que los imprevistos o los acontecimientos que no podemos controlar sean motivo de interrupción de nuestro disfrute.

 

Imagen| Disfrutar

En QAH| Lo que nos hace felices, Felicidad y comunicación positica ¿cienia o marketing?

Video| YouTube: Existential Bummer

RELACIONADOS