Moda 


Diseño de Moda

Se define como aquella actividad creativa que se ocupa de la planificación y desarrollo de los elementos que constituyen el vestir.

En lo referente  a la tipología; el Diseño de Moda se divide principalmente en tres grupos: En primer lugar la Alta Costura, ésta se caracteriza por diseños realizados por orden de un cliente individual, de textiles costosos de alta calidad y confeccionados con extrema atención en los detalles y el acabado general. En segundo lugar, Moda lista para llevar. La moda “lista para usar” (o Prêt-à-porter) es un punto medio entre alta costura y mercado de masa. No está hecha para clientes individuales, pero se toma gran cuidado en la elección y el corte de la tela. La ropa está confeccionada en pequeñas cantidades para asegurar la exclusividad, por lo cual es más bien costosa. Las colecciones de prendas listas para usar son usualmente presentadas por casas de moda en cada temporada durante un período conocido como «semana de la moda» que toma lugar dos veces al año.

Ilustración Diseño de Moda

Ilustración Diseño de Moda

Por último, Mercado de Masa. El mercado de masa cubre las necesidades de un amplio rango de clientes, produciendo ropa lista para usar en grandes cantidades y tamaños estándar. Materiales baratos usados creativamente producen moda accesible.

Profundizando en el diseño de la moda y yendo más allá de esta información superficial, encontramos aspectos realmente interesantes. Lanzo una serie de preguntas dónde cuestiono estos aspectos para darle respuesta a lo largo del artículo. ¿Cuáles son las fuentes de inspiración de los diseñadores? ¿Hay vida más allá de “lo estético”?

El esfuerzo creativo es muy elevado, de aquí que los diseñadores sientan la necesidad de recurrir a fuentes externas que inspiren sus próximas creaciones.  El número de fuentes es realmente amplio; arte, naturaleza, rincones del planeta, cultura, arquitectura, moda de la calle, cine, música e incluso movimientos sociales. Cualquier fuente es válida mientras logre generar ideas y la creatividad necesaria para formular posteriormente una colección, entendiendo ésta como un conjunto de prendas creadas por un diseñador con una coherencia interna en términos de estilo y destinada a una temporada del año en concreto.

La colección resultante, influenciada por dichos elementos externos y por  el estilo, gusto e ideas del propio diseñador y su equipo, consiguen generar una seña propia y única e incluso con unas intenciones y objetivos concretos. Por ello y termino con esto; siempre es necesario conocer qué hay detrás de la estética de las prendas y pararnos a escuchar qué es lo que el diseñador quiere trasmitir con su creación. 

Imagen| Lujo Pobre 

RELACIONADOS