Economía y Empresa 


Dirección de Proyectos vs Dirección de Operaciones

Las organizaciones realizan sus actividades en forma de operaciones o proyectos.

Las Operaciones tienen que ver con los procedimientos que permiten a las organizaciones producir bienes y servicios estandarizados de forma reiterada. Un Proyecto, sin embargo, es un esfuerzo temporal que se lleva a cabo para crear un producto, servicio o resultado único.

Ambos tienen características comunes, ya que:

  • Se llevan a cabo por personas
  • Se realizan con limitación de recursos
  • Requieren ser planificados, ejecutados y controlados.

Sin embargo, existen diferencias evidentes, ya que las Operaciones:

  • Producen resultados idénticos
  • Se repiten siempre de la misma manera
  • Las gestiona un Director de Operaciones

Mientras que los Proyectos:

  • Producen un resultado único
  • Representan un esfuerzo temporal
  • Son gestionados por un Director de Proyecto

En el siguiente video educativo podemos ahondar sobre esta diferencia conceptual:

En este sentido, y considerando las diferencias anteriores, podría definirse la Gestión o Dirección de Operaciones (Operations Management) como la aplicación de conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas para planificar, ejecutar y controlar los sistemas productivos de las organizaciones para obtener bienes y servicios repetidamente de forma eficiente. De manera equivalente, la Gestión o Dirección de Proyectos (Projects Management) implicaría la aplicación de conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas para planificar, ejecutar y controlar proyectos de forma eficiente, a fin de conseguir un resultado único deseado (bien o servicio).

Los profesionales especializados en ambas disciplinas han ido acumulando sus conocimientos y experiencias en organizaciones de orden internacional, algunas de las más relevantes son el Project Management Institute (PMI) y la American Production and Inventory Control Society (APICS).

La primera dispone de más de 600.000 miembros en más de 200 países, mientras que la segunda tiene cerca de 40,000 miembros en más de 200 países. Estas organizaciones proponen esquemas certificables para los profesionales de estas disciplinas, y programas de formación para cualificarse como tales profesionales. Y ambas publican un manual de referencia para el profesional, el OMBok en el caso de APICS, y el PMBok, en el caso del PMI.

Tanto la dirección de proyectos como la dirección de operaciones implican aspectos a gestionar (factores o elementos), si bien no son los mismos aquellos que más influyen en la consecución del resultado deseado de forma eficiente.

En la dirección de las operaciones, los elementos a gestionar podrían clasificarse en:

  • Estratégicos, como el diseño, la estrategia de procesos, los métodos y tiempos de trabajo, la capacidad, la localización, la distribución en planta, entre otros.
  • Tácticos y Operativos, como la planificación a medio y corto plazo de las operaciones, la planificación de materiales, la gestión de la calidad, la gestión logística, la gestión del mantenimiento, como elementos más relevantes.

Sin embargo, en la dirección de proyectos se suelen relacionar los siguientes elementos a gestionar, algunos de los cuales actúan como factores restrictivos: el alcance, el tiempo, los costes, la calidad, las adquisiciones, los recursos humanos, los riesgos, las comunicaciones, las partes interesadas y la integración (coordinación) de todos los elementos.

Evidentemente, es interesante ahondar en los aspectos a gestionar en cada disciplina, lo cual prometo hacer en próximos artículos.

Vía| PIM

Imagen | PMIAPICS

Video | UCAM

Más información | http://www.apics.org

 

RELACIONADOS