Actualidad Económica, Economía y Empresa 


Dinamarca y su divorcio del dinero en efectivo

Vivimos inmersos en cambios constantes propiciados por innovaciones tecnológicas que nos obligan a adaptarnos a las nuevas situaciones. La tecnología avanza a un ritmo frenético y el hombre acepta sus resultados, ya casi sin asombro. Sin embargo, hay algo que ha permanecido “intacto” desde su creación: el dinero en efectivo. Son 2600 años los que han transcurrido desde que se produjo la primera acuñación oficial de moneda en Asia, y a día de hoy es algo tan cotidiano que quizá nunca te habrías planteado la vida sin cash. Es para comenzar a planteárselo…

Este parece ser el objetivo a largo plazo de Dinamarca, país donde el próximo año se estudiará la posibilidad de que ciertos comercios puedan operar sin ningún tipo de efectivo.

El A

La propuesta de la Cámara de Comercio, que será votada en el Parlamento – y todo indica que recibirá el visto bueno dada la popularidad del pago por medios electrónicos en el citado país-, otorga a ciertos minoristas, entre ellos gasolineras, restaurantes y tiendas de ropa, la potestad de rechazar los pagos en dinero físico. Farmacias, supermercados y oficinas de correos, entre otros, quedan al margen de la propuesta, de momento.

 Aunque puede parecer una medida light para tan ambicioso objetivo, lo cierto es que no es más que el primer paso. De hecho, en 2016 el Banco Nacional Danés, Nationalbanken, dejará de emitir monedas y billetes. En su defecto, empresas subcontratadas se encargarán de dicha labor, si bien en volúmenes muy reducidos.

Llegados a este punto, es el momento de reflexionar sobre una serie de cuestiones:

 ¿Por qué en Dinamarca?

La respuesta recae principalmente en los hábitos comerciales del país, donde únicamente el 25% de los pagos se hacen en efectivo (han caído un 90% desde 1990). La extensión de los medios electrónicos de pago es tal que el 100% de sus habitantes posee una tarjeta de crédito/débito y móvil.

De estas tarjetas destaca la conocida como Dankort, un sistema nacional de tarjetas de crédito creado en 1983 a través del cual se realizan la mitad de las transacciones en Dinamarca, mientras que las tarjetas de crédito tradicionales implican otro 25% del total de pago. Mención especial merece un novedoso medio cuyo auge ha sorprendido incluso a la autoridades danesas: la aplicación MobilePay para smartphones, que funciona vía Bluetooth para transferir dinero a otros terminales y tiendas.

 ¿Cuáles son las ventajas de la eliminación del cash?

 El incremento de la productividad que se pretende alcanzar con esta medida se basa en varios puntos:

  • Freno a la economía sumergida del país, estimada en un 15% de su PIB.
  • Disminución de costes de fabricación y almacenamiento del dinero, así como costes en el transporte del mismo.
  • Ahorro en gastos de seguridad de los comercios en dos vertientes: por un lado, por la disminución de contratación de personal y circuitos de vigilancia, y por otro, por la facilidad de cuadre contable de su caja.
  • Ahorro de tiempo tanto para el comerciante, que no habrá de dar cambio en las cajas, como para el particular, al suprimirse la necesidad de acudir al cajero.
  • Supresión de los daños colaterales medioambientales del dinero físico, tales como la tala de árboles para la obtención de papel y la contaminación asociada al transporte.

 ¿Existen inconvenientes?

La abolición del efectivo no está exenta de riesgos. El fraude electrónico – con los consiguientes gastos de las empresas para su control- así como la posibilidad de que incidencias en los sistemas electrónicos impidan realizar la transacción, son importantes trabas a la hora de decir adiós al efectivo. Además, es inevitable pensar que los bancos se beneficiarán con nuevas comisiones, repercutidas en el bolsillo del ciudadano. El dinero electrónico incluso podría llegar a afectar a la gestión del ahorro del consumidor, por aquello de “ojos que no ven, corazón que no siente”.
¿Fin del cash?

Dinamarca, con este primer paso, ha iniciado una nueva revolución trascendental para el hombre. ¿Cuánto tardaremos hasta la desaparición completa de la moneda?

 

Imagen| El “adiós” del dinero, ¿Fin del cash?

En QAH| El futuro del cash (I): ¿Una realidad menguante? ¿Conoces los límites de pago en efectivo?

 

RELACIONADOS