Derecho Mercantil, Economía y Empresa, Jurídico 


Diferencias entre registrar un dominio, una marca y el nombre de una sociedad mercantil

Al poner en marcha una empresa, además de los trámites legales obligatorios (licencia de actividad y alta en Hacienda y Seguridad Social), hay que tener en cuenta la existencia de diferentes registros que protegen la identidad de una empresa en el mercado, punto en el que conviven derechos diferenciados.

marcasregristradas

Si se opta por constituir una sociedad con personalidad jurídica propia, es obligatoria su inscripción en el registro mercantil. Aquí es donde pueden plantear tres denominaciones ordenadas por preferencia, reservándose durante seis meses la primera que esté libre. Este registro da a la empresa su nombre en escrituras, vinculado a un CIF, y lo único que garantiza es que no habrá otra empresa con la misma denominación social, pero sin proteger imagen gráfica, ni tener en cuenta la actividad a realizar. Además, es corriente que el nombre en escrituras no sea el que finalmente se use con efectos comerciales.

Es totalmente necesario para tener una imagen de empresa correctamente protegida y poder defenderse ante usos no autorizados, registrar una marca o nombre comercial, que concede un derecho prioritario para distinguir los productos o servicios ofrecidos por la empresa en el mercado, vinculándolos a una actividad e incluyendo la imagen gráfica. Los derechos nacen con el registro no con el uso, por lo que en caso de conflicto siempre tendrá prioridad la solicitud presentada en primer lugar.

En tercer lugar, y al ser cada vez más frecuente la presencia en internet, también es necesario el registro de un dominio web, dependiendo el organismo competente del tipo de dominio que se elija (ICANN para los dominios.com, .org; red.es para los .es o EURid para los .eu). En realidad, y aunque no sea obligatorio, registro de marca comercial y de dominio web deberían formar parte de una identidad corporativa única, porque son los dos trámites más representativos actualmente de la imagen de una empresa y, como tales no deben plantear mensajes diferentes. Además, hay que tener en cuenta que un dominio no tiene personalidad jurídica indiscutible, y puede ser readjudicado en un arbitraje o en un contencioso judicial. En caso de duda, y como medida de protección ante la ciberocupación (o registro de un dominio de mala fe sin que sea consecuencia de una actividad propia) los derechos de marca tienen preferencia sobre el registro de dominios, siguiendo instrucciones que emanan de la propia Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. 

Vía| Marcas y Patentes Jaén

Más información| Servicio de asesoramiento gratuito en propiedad industrial de la Agencia Idea , Ciberocupación

Imagen| Marca Registrada

En QAH| ¿Qué es la imagen de marca? Pasos a seguir para registrar una marca

 

RELACIONADOS