Coaching y Desarrollo Personal 


Di no

A la desigualdad. A la diferencia entre razas y  sexos. A las fronteras de pensamiento. Al odio y al rencor. A todo aquello que hace daño, que siembra pánico y crea prejuicios. El mundo se resquebraja. Cada signo de violencia nos destruye un poco más, y cada lágrima derramada es fruto de otra batalla perdida. Aumenta el ansia de poder y el d13187643_1743549575887791_1861251642_ninero maneja los hilos de una sociedad imperfecta.

Hace falta más amor, más bondad, más corazón. Respeto hacia los que piensan diferente, a los que viven su vida como quieren, porque ellos lo han elegido así. Algo no va bien cuando juzgamos sin motivo, cuando no somos capaces de ponernos en el lugar del otro para entender su situación. Nos domina el egoísmo y la actitud ambiciosa de querer ser dueños de todo.

Y sobre todo, algo no funciona cuando  ocultamos lo que sentimos, cuando creemos que el silencio a veces ayuda, cuando lo único que hace es quemarnos por dentro. Cuando no usamos la palabra como salvación, como el arma más poderosa que existe. Cuando rechazamos oportunidades por miedo. Siempre el maldito miedo, protagonista de nuestra historia, participando en cada paso y en cada decisión, intentando quebrar nuestra fuerza.

Y al final de todo, no importa quienes seamos ni de donde vengamos. No importa si tenemos más o menos. Todos somos personas con la suerte de poder amar y ser amados. Disfrutemos simplemente de eso, y apartemos lo demás. Que nada ni nadie intente dominar tu libertad. Nada es lo suficientemente grande como para cambiar tus pensamientos.

Déjate llevar por tu corazón, porque es él quien elegirá siempre el mejor camino.

 

* Imagen|Pinterest
* En QAH| Crees que alguien tiene la capacidad de decidir qué es lo correcto  / Saca un clavo a otro clavo

RELACIONADOS