Jurídico 


Devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla (III): ¿son legales?

Ropa-ensangrentada-valla-MelillaEn el anterior post de la serie vimos con detalle cuál era el procedimiento legal de devolución que han de seguir las autoridades en situaciones como las que se suceden en las fronteras de Ceuta y Melilla.

En esta última entrada de la serie, por tanto, vamos a determinar si las llamadas “devoluciones en caliente” se ajustan o no la legalidad.

¿En qué consisten estas “devoluciones en caliente”?

Es la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado consistente en la entrega a las autoridades marroquís por vía de hecho de ciudadanos extranjeros que han sido interceptados por dichos Cuerpos de Seguridad en zona de soberanía española sin seguir el procedimiento establecido legalmente ni cumplir las garantías internacionalmente reconocidas.

Por tanto, y como acabamos de exponer, dado que no siguen el procedimiento legal de devolución, esta práctica en las fronteras de Ceuta y Melilla claramente vulneran la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social y el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba su Reglamento, ya que son una práctica que no responde a ninguno de los procedimientos previstos en esta normativa.

Así, cabe afirmar que:

  • La legislación de extranjería no contempla la posibilidad de que las autoridades expulsen a ciudadanos extranjeros que están bajo su custodia fuera del territorio español mediante vías de hecho.
  • Los supuestos de ciudadanos extranjeros que intentan acceder al territorio nacional por puestos no habilitados y son interceptados en la frontera o en sus inmediaciones, a lo sumo, pueden ser objeto de la devolución regulada en el artículo 58.3.b) LOEx.
  • Esta devolución es una actuación administrativa que, en todo caso, exige el cumplimiento de una serie de requisitos, vistos en la entrada anterior (traslado de estos ciudadanos extranjeros a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, asignación de abogado de oficio, que se les identifique o que se dicte una resolución de devolución por el Subdelegado o el Delegado del Gobierno, entre otros).

La conclusión, por tanto, es que la entrega a las autoridades de Marruecos mediante una mera vía de hecho vulnera lo dispuesto en la legislación de extranjería.

El Ministerio del Interior, consciente de que esta práctica carece de cobertura legal, está intentado justificarla con diferentes argumentos como son que el ciudadano extranjero nunca ha llegado a acceder a territorio nacional, sosteniendo para ello un concepto “operativo” de frontera o que no resulta necesaria la tramitación de ningún procedimiento para expulsar a los ciudadanos extranjeros que hayan accedido clandestinamente al territorio español por puestos no habilitados al efecto. Incluso se ha hablado ya de una reforma de la Ley de Extranjería para legalizar esta práctica.

Pero las “devoluciones en caliente” no sólo son incompatibles con nuestro derecho interno; también resultan contrarias a la normativa comunitaria y al derecho internacional de los derechos humanos. Por tanto, resulta inviable la pretensión expresada en alguna ocasión por el Ministerio del Interior de dotarlas de cobertura legal.

Y vosotros, ¿qué pensáis?

Vía| El Diario

Imagen| El País

En QAH| Devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla (I): Conceptos previos, Devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla (II): el procedimiento legal de devolución

RELACIONADOS