Cultura y Sociedad 


Desmitificando la hipnosis

¿Es cierto eso de la hipnosis o es sólo un truco de magia? ¿Puede alguien hipnotizarme si yo no quiero? ¿Para qué sirve la hipnosis? ¿El hipnotizador es alguien con poderes especiales o incluso yo mismo podría hipnotizar a alguien?

Desde el mayor escéptico hasta el más creyente, curiosos todos, se han planteado alguna vez todas estas preguntas acerca de la hipnosis. Pues bien, para empezar a comprender la hipnosis y todo lo que le rodea, hay que empezar por entender que la hipnosis no es una cuestión de fe, sino que existe y se utiliza.

La hipnosis es un estado mental distinto al de vigilia y también al de sueño, hipnosis_mitossería como un estado intermedio. La persona hipnotizada tiene capacidad de salir del estado hipnótico si se lo propone, por lo que realmente es dueña de lo que hace, el hipnotizador nunca podrá hacer que la persona haga algo que ella en el estado de vigilia no haría. Este método se basa en la confianza entre hipnotizador e hipnotizado y también en la sugestionabilidad de éste último, por lo que todo el proceso se verá condicionado por estas variables. Debido a esto y ya que la hipnosis no es un proceso mágico, cualquiera podría hipnotizar, basta tan sólo con una buena práctica y conocimientos adecuados. Cierto es, que al ser importante la relación hipnotizado hipnotizador, este último debe contar con unas características especiales, que son practicables, como mantener un tono de voz estable que denote confianza y autoridad y mantener un ritmo adecuado, no demasiado lento ni demasiado deprisa, que ayude al sujeto a seguir las instrucciones del hipnotizador y le permita relajarse, por ejemplo un tono de voz grave y pausado es preferible a un tono de voz agudo y acelerado.

Cada uno tiene un grado de sugestionabilidad diferente y distintas preferencias por los métodos de relajación inductores del estado hipnótico. Lo que esto quiere decir es que hay distintos métodos de inducción y relajación, y no todos son válidos para todas las personas. Por ejemplo el uso del péndulo, de la relajación muscular, de la relajación por medio de imágenes guiadas, etc. La hipnosis es utilizada en terapia, la llamada hipnoterapia, ya que sirve para focalizar la atención de manera dirigida, por lo que el paciente puede centrar 231048 600todos sus sentidos en el problema que le acucia.Por ejemplo, la hipnosis es utilizada como apoyo a la terapia contra las adicciones como serían el consumo de tabaco, comer compulsivamente, morderse las uñas de forma desmedida, etc.  También es utilizada para estimular la memoria, por ejemplo a la hora de aprender datos o información, en estado sugestionable somos más receptivos y absorbemos mayor cantidad de datos y los almacenamos durante más tiempo.

Al ser un proceso de relajación progresiva, puede ayudar también en estados de ansiedad y se utiliza para el tratamiento de ésta, por ejemplo en las fobias. Y por último y entre muchas otras aplicaciones de la hipnosis encontramos la hipnoanestesia, que es la utilización de la hipnosis para anestesiar y dejar sin dolor a un sujeto con el fin de realizar extracciones dentales, partos e incluso operaciones en ausencia de la anestesia médica.Técnicas como estas se están empleando desde hace varios años ya en hospitales de Bélgica.

La hipnosis muestra el potencial de la mente del ser humano, aunque muchas veces ha sido utilizada para el espectáculo y divertimento general. Es este hecho el que ha llevado a que gran parte de la población la identifiquen con la magia, el teatro y el espectáculo, en definitiva, con el mundo del “engaño”. La idea que nos debe quedar después de todo es que la hipnosis es un método utilizado en la actualidad por un gran número de profesionales debido a su gran campo de aplicación y efectividad demostrada.

 

Vía| Cursodehipnosis

Más información| Guyonnaud, J.P., “Hipnosis práctica en 11 lecciones”, Ediciones TIKAL

Imagen|Hipnosis, Sesión.

Vídeo| Dailymotion: Hipnosis en el quirófano.

RELACIONADOS