Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Desmintiendo irrealidades: las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer

¿Es el hombre descendiente directo de seres venidos de otros planetas? ¿Se realizaron (o realizarán) viajes en el tiempo hacia nuestro pasado? Queremos dejar claro desde este momento que nuestra respuesta, basada en el siguiente estudio arqueológico, es “no”. Sin embargo, el afán conspirativo de algunos pseudocientíficos como Erich Von Däniken nos insta a dar una refutación lógica a los supuestos hallazgos extraterrestres o derivados de contactos entre seres de diferentes épocas. Y para ello hoy vamos a examinar las pinturas rupestres de Tassili n’Ajjer.

Desde el aire se aprecian las formaciones rocosas del lugar

Desde el aire se aprecian las formaciones rocosas del lugar

En medio del desierto del Sahara, al sudeste de Argelia, se encuentra el enclave de Tassili n’Ajjer, un compendio de rocas rojas y negras donde difícilmente podríamos esperar encontrar el secreto que guardan: estamos ante una de las mayores muestras de arte rupestre conocidas en el mundo, con más de 15.000 pinturas prehistóricas.

La meseta de Tassili n’Ajjer es lo más parecido que podemos encontrar a un libro ilustrado de Historia, donde queda reflejado el pasado de un Sahara con una gran variedad de flora y fauna, muy parecido a las actuales sabanas. Tilos, cipreses y olivares crecieron aquí; elefantes, leones, avestruces y antílopes vagaban por las llanuras, mientras que los grandes cocodrilos nadaban en los ríos. El hombre cazaba con palos y arcos al igual que hacía en otros lugares. Y es en este contexto donde encontramos la que se ha venido a llamar como “la mayor galería de arte prehistórico”.

Las figuras de "tipo marciano", según Henri Lothe

Las figuras de “tipo marciano”, según Henri Lothe

Aunque la datación e interpretación del arte rupestre sigue siendo objeto de un intenso debate, las imágenes aquí encontradas se han dividido en cuatro períodos basados en el estilo y el contenido de las mismas: Arcaico, Bovidiense, Equino y Camélido, atendiendo los tres últimos a los tipos de animales más representados. El primero de los períodos es el más conflictivo, presentando las imágenes que se han relacionado con extraterrestres, astronautas, seres del futuro… El llamado estilo de los hombres de Cabeza Redonda. El arqueólogo Henri Lothe denominó a estas figuras de “tipo marciano”, lo que sirvió a otros como Von Däniken para proclamar evidencias irrefutables de la presencia de extraterrestres en la Tierra, especulando con la posibilidad de que fueran representaciones de visitantes venidos de otros planetas. Otros, como Terence McKenna, veían estas figuras como seres de otra dimensión, evidencia de una religión perdida basada en el consumo de alucinógenos.

Las imágenes abarcan una cronología desde el 7000 a.C. hasta el comienzo de nuestra era aproximadamente. En algunas escenas los hombres llevan lanzas y escudos, mientras que en otras parecen estar sentados, participando en rituales, con bailarines y músicos. Hay mujeres elegantes trabajando y alimentando a sus bebés, y hombres en un pozo, hace 4000 años, llevando cubos de cuero similares a los utilizados por los nómadas de hoy. ¿Extraterrestres? Vamos a quedarnos con “seres humanos”.

Vía| Philip Coppens

Más información| Tassili Arte Rupestre, Tassili, los orígenes de Egipto

Imagen| Vista aérea, Figuras “tipo marciano”

RELACIONADOS