Salud y Deporte 


Desintoxicación iónica: ¿Funciona realmente?

La desintoxicación iónica es una técnica que está basada en la teoría de electrólisis, proceso por el cual las moléculas del agua son separadas en miles de iones. Podríamos decir que, básicamente, se genera un micro-campo eléctrico en el agua.

Desintoxicación iónica

Desintoxicación iónica

El proceso desarrollado a partir de esta teoría es el denominado “ionización”. La ruptura de las moléculas de agua resulta en la aparición de aniones y cationes, que reaccionan vigorosamente entre ellos y generan las condiciones óptimas para que el proceso de ósmosis celular se active. Así, se contribuye al intercambio iónico intra y extra celular, mejorando los procesos metabólicos y la producción de algunos tipos de encimas necesarias para las funciones de excreción y desintoxicación.

Por lo tanto, mediante ésta ósmosis, las toxinas que se almacenan en el cuerpo son extraídas en el agua, iniciándose una depuración al exterior del cuerpo.

Algunos “supuestos” (más adelante se explica el entrecomillado) beneficios de la desintoxicación iónica son:

  • Ayuda a mejorar sistema inmunológico y las funciones hormonales.
  • Purifica la sangre.
  • Ayuda a drenar el sistema linfático.
  • Consigue que la circulación sanguínea tenga un buen funcionamiento.
  • Alivia los dolores e inflamaciones.
  • Ayuda a mejorar los síntomas de fatiga crónica.
  • Logra que las personas que sufren de insomnio puedan dormir bien.
  • Incrementa la aceleración del proceso metabólico.
  • Evita el envejecimiento a temprana edad.
  • Funcionan para mantener una piel saludable.

Y, a pesar de todo, no hay evidencia convincente de que los baños iónicos de pies sean efectivos. Investigadores del Colegio Canadiense de Medicina de Naturopatía (CCNM) y la Facultad de Farmacia de la Universidad de Toronto, llevaron a cabo una serie de estudios en baños iónicos con y sin pies, y analizaron la composición del agua buscando posibles niveles de elementos tóxicos (PET).

“Independientemente si los pies estaban en al agua o no, la composición del agua era la misma.”

(Dudgald Seely, director de la investigación y epidemiología clínica del CCNM y director ejecutivo del Centro Integral del Cáncer en Ottawa del CCNM)

Seely también afirmó que encontraron un aumento significativo en el agua del metal usado en el baño iónico para generar una corriente eléctrica.

“Lo que encontramos después de un tiempo es que su formación se estaba oxidando.”

Observó que eran estos elementos los que enturbiaban y le cambiaban el color al agua, y no hubo evidencia que ninguno de esos elementos proviniera directamente de los pies.

 

Vía| concienciaytecnologia

Más información| astook, lagranepoca

Imagen| embelezziastetic

RELACIONADOS