Coaching y Desarrollo Personal 


Desarrolla tus habilidades viendo la tele

Desde hace ya algunos años asistimos a un renovado auge de la televisión. Cada vez es más frecuente que algunas series cuenten con un presupuesto similar al de una producción cinematográfica. El resultado: grandes historias que se graban en el cerebro y los corazones de los espectadores tras acompañarnos durante meses o incluso, en ocasiones, años.

En estas superproducciones para la pequeña pantalla, a veces se crean personajes tan complejos como brillantes, que despiertan pasiones y odios entre la audiencia. Tienen la capacidad de removernos y hacernos reflexionar, costando más de una vez una discusión en un bar o brindando oportunidades de hacer amigos después de entablar una conversación banal.

En cualquier caso, a veces nos enganchamos a una serie atraídos por el carisma de su protagonista sin saber muy qué es lo que nos gusta tanto. Cuando los guionistas han hecho muy bien su trabajo, incluso llegamos a justificar el comportamiento de un personaje, aunque éste sea socialmente inaceptable se mire por dónde ser mire (no hay más que pensar en grandes series como Los Soprano o, más recientemente, Sons of Anarchy, cuyos protagonistas están en el polo opuesto del civismo y sin embargo han logrado hacerse con miles de f18ans).

En estos últimos casos en los que el desarrollo de los personajes ha sido fruto de un proceso cuidadoso y muy elaborado, su comportamiento podría servir como modelo para la adquisición de habilidades. Según la teoría del Aprendizaje Vicario u Observacional desarrollada por el profesor de Psicología, Albert Bandura, de la Universidad de Stanford, es posible que un individuo reproduzca un comportamiento tras ver como un modelo lo ejecuta y obtiene un reforzador. Para que esto ocurra, el individuo debe ser capaz de reproducir el comportamiento y debe valorar el reforzador. Por ejemplo, por mucho que en una serie veamos a un personaje hablar chino para resolver un conflicto diplomático, si no tenemos la capacidad de hablar chino, no podremos reproducir la conducta por muy interesados que estemos en hacerlo. Lo mismo ocurriría si no estuviéramos interesados en participar en ese tipo de conflictos diplomáticos, por mucho que habláramos chino.

Pues bien, a la luz de esta teoría, parece que es posible aprender una habilidad o un comportamiento observando como lo ejecuta un tercero, ya sea en una situación real o ficticia. Analicemos pues qué es lo que hacen los protagonistas de algunas series para resultar tan atractivos y descubramos qué podemos aprender de ellos.

AVISO: Algunos de los personajes de los que se va a hablar a continuación, pueden resultar controvertidos. Es importante separar la finalidad que persigue el personaje cuando realiza el comportamiento, de la habilidad en sí misma. Esta última puede formar parte de una estrategia eficaz que nos puede resultar útil, pero conducir a un resultado moralmente cuestionable en la serie. En ningún caso se defienden los fines de los personajes.

 

  • Frank Underwood (House of Cards): InfluenciaFrank Underwood

A lo largo de la serie este personaje nos habla directamente, rompiendo la cuarta pared, en una serie de monólogos brillantes sobre el poder. Para Frank Underwood el poder no tiene que ver con el dinero, sino con la capacidad de hacer que las personas hagan lo que uno quiere que hagan (influencia) y teme a aquellos que también han llegado a entender esto de la misma manera. Durante la serie, podemos ver cómo emplea distintas estrategias de negociación que van desde ofrecer a la otra parte algo que desea, hasta formular una simple amenaza sobre las consecuencias de no llegar a un acuerdo, pasando por mantenerse firme en su postura y esperar.

Lo que podemos aprender de Frank Underwood es la importancia de conocer a las personas sentadas al otro lado de la mesa y de entender qué es lo que quieren conseguir y cómo podemos ayudarles.

 

  • Walter White (Breaking Bad): AdaptaciónWalter White

Si un personaje de televisión se ha hecho famoso por transformarse a lo largo de una serie, ese ha sido Walter White. Si hay algo que caracteriza a Walter es su capacidad de cambiar y reinventarse para adaptarse los retos que debe afrontar. Algo que podemos aprender de él, es el cómo exponernos nuevas situaciones puede ayudarnos a adquirir habilidades y cómo, a veces, estas situaciones pueden llevarnos por un camino distinto al que teníamos pensado. Esto no tiene por qué ser necesariamente malo. Es responsabilidad de cada uno decidir si los cambios que introduce en su comportamiento ayudan más que los que realizaba antes.

 

  • Ragnar Lothbrok (Vikings): Apertura y visionRagnar Lothbrok

El rey de los vikingos. Lo que le caracteriza es su capacidad para ver más allá de lo que ven sus coetáneos. A diferencia de ellos, que se muestran reticentes a abandonar sus tradiciones, Ragnar cambia su actitud progresivamente y mantiene una elevada apertura hacia la novedad logrando así enriquecer su visión del mundo.

Lo que podemos aprender de este personaje es claro: mantenernos abiertos a nuevas ideas, evitando juzgar anticipadamente, puede aportarnos una riqueza de pensamiento mucho mayor que si nos limitamos proteger nuestras creencias. Otra cosa que podemos aprender es que en este proceso de adquirir nuevas creencias, ser los primeros lleva aparejado cierta incomprensión por aquellos que nos la comparten, para lo que será necesario desarrollar la resiliencia… lo que nos lleva al siguiente personaje.

 

  • Rick Grimes (The Walking Dead): ResilienciaRick Grimes

El sufridor por antonomasia. Por si fuera poco vivir un apocalipsis zombie, y sin entrar en detalles para no hacer spoiler, pocos personajes principales han sufrido tanto fuera de Juego de Tronos. Y, sin embargo, siempre ha conseguido salir adelante junto a su grupo.

Lo que se puede aprender de Rick Grimes es su capacidad de aceptación de los hechos y búsqueda de alternativas. Si bien es cierto que es una habilidad que adquiere de manera progresiva durante la serie, no es menos cierto que esa habilidad es transferible a nuestra vida. ¿Quién no ha dado mil y una vueltas a algo que no puede cambiar en lugar de aceptarlo y buscar otra forma de conseguir lo que quería?

 

  • Harvey Specter (Suits): Transmitir confianzaHarvey Specter

Lo que más destaca de este ficticio y brillante abogado de Nueva York es su capacidad para no dudar de sus decisiones, al menos públicamente. Es decir, tiene una elevada capacidad para transmitir confianza hacia su entorno, aunque como todo ser humano, incluso en la ficción, tiene su cajita de remordimientos.

Lo que podemos aprender de él es la importancia que tiene esa capacidad de transmitir seguridad. Ya hayamos decidido comprarnos una camiseta o el master en el que queremos matricularnos, puede haber gente que no esté de acuerdo con nosotros. Si hemos hecho nuestros deberes y hemos consultado con las personas que consideramos que pueden ayudarnos, es momento de decidir, confiar en nuestro criterio y mostrarle al mundo que confiamos en nuestra decisión.

 

Si le ponemos un poco de imaginación e interés, ver la televisión no tiene por qué ser una pérdida de tiempo. Si analizamos lo que vemos e intentamos llegar a conclusiones, podemos aprender distintas formas de mejorar las habilidades que nos interesen.

¿Qué otros personajes echas de menos en esta lista?

Vía| Netflix, AMC, HBO

Más información| Teoría del aprendizaje social

Imagen| Frank Underwood, Walter White, Ragnar Lothbrok, Rick Grimes, Harvey Specter, gratisgraphy.com

RELACIONADOS