Derecho Mercantil, Jurídico 


Des-ayuda de Estado

almunia_ayudasEn tiempo de recesión económica, parece lógico que los Estados tengan que echar una mano a las empresas para que todos salgamos lo antes posible de esta crisis. Pero para sorpresa de muchos en las legislaciones nacionales y en la de la Unión Europea se recoge una prohibición de Ayudas de Estado a las empresas y a otros agentes que operen en el mercado aunque tengan carácter público. En lo que respecta a la normativa europea tal prohibición está recogida fundamentalmente en los artículos 107, 108 y 109 del TFUE, y junto al Principio de No Discriminación Fiscal, supone uno de los pilares fundamentales del mercado común, ya que impide que los Estados miembros puedan conceder ayudas a las empresas, incluyéndose dentro de este término las medidas de carácter fiscal, que les permitan situarse en una situación ventajosa respecto al resto competidores dentro de un mercado.

Con las elecciones europeas a la vista (el próximo mes de mayo) la Comisión Europea lanzó a principios de año una consulta relativa al concepto de ayuda estatal.  El borrador que la comisión ha elaborado como soporte para la consulta, establece las bases para determinar si la venta de un bien público, una inyección de capital en una empresa o determinadas medidas fiscales implican una ayuda estatal que la Comisión tiene que evaluar antes de que puedan aplicarse las medidas. Cuando hay sectores que se están hundiendo, es difícil prohibir a los estados miembros que no les ayuden, pero de ese modo “falsifican la competencia”. Y el problema se agudiza cuando en otras partes de este mundo tan globalizado, en países como China y USA se está salvando a las mismas industrias, que aquí en Europa no debemos rescatar ya que sería anticompetitivo.

Nuestro sistema europeo no favorece medidas proteccionistas o nacionalistas para defender la economía. En más de una ocasión comisarios europeos se han pronunciado en esta línea promoviendo la libre competencia. En palabras de Almunia: “Europa no encontrará su lugar en la globalización emprendiendo una carrera por las subvenciones con el resto del mundo”.  La UE subvenciona determinados tipos de actividad, pero más que a través de subvenciones se promueve una mayor preocupación por liberar a las empresas de barreras burocráticas para que puedan operar con mayor flexibilidad en los mercados. Este último punto también es crítico, y es que muchas empresas siguen quejándose de las barreras burocráticas.  Por poner un ejemplo el umbral para notificar ayudas recibidas es de tan solo 200.000 euros, una cantidad fijada en el 2006 y que se prolongará hasta 2020.

Dentro de la doctrina hay quien sostiene que el ámbito de Ayudas de estado tiene más que ver con el Sistema de libre circulación del Mercado interno que con la propia normativa de libre competencia. Pero aunque la situemos bajo el paraguas de una disciplina o de la otra, lo cierto es que es un tema en constante desarrollo y sobre el que no se deja de reflexionar. Y es que quizás sea muy difícil legislar en esta materia, cuando es un tema que toca de lleno a la Administración Pública, y la misma pudiera ser multada por conceder determinadas ayudas.

Via | Draf Commission Notice on the notion of State aid pursuant to Article 107 (1) TFEU
Imagen | Almunia
En QAH.com | El Plan PIVE ¿Ayuda pública o negocio?

RELACIONADOS